Bien conocidos son los dominios empleados desde hace años para identificar unívocamente un sitio en internet para que las marcas, propietarias de dichas páginas, sean identificadas de forma cómoda y sencilla por usuarios y clientes.

Al considerarse como exclusivos, solo habrá una empresa, compañía, organización o persona con dicho nombre. Además, organizaciones como la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés) se encargan de almacenar la información relacionada con la propiedad de tales dominios.

Una de las características de los dominios tradicionales es que son términos memorizables y fáciles de recordar por los internautas. Es decir, un dominio de internet traduce la dirección donde se almacena una página web (https://172.217.10.110/) con un nombre legible y fácil de recordar como «google.com».

¿Pero qué ocurre si además de almacenar la dirección IP, un dominio puede almacenar todo tipo de información incluido nuestras direcciones para recibir criptodivisas? Aquí es donde la tecnología blockchain ha introducido los llamados dominios blockchain.

¿Qué son los dominios blockchain?

Los dominios blockchain representan una nueva clase de activos digitales que permiten almacenar detrás de un nombre legible, además de la dirección web tradicional, las direcciones de Bitcoin, Ethereum, Jobchain o Cardano así como el correo electrónico, o usuarios de redes sociales.

La gestión de estos dominios está realizada por una red descentralizada llamada Ethereum. Es decir, que el dueño del dominio de un dominio en esta red puede recibir pagos a su cuenta sin que ninguna información adicional sea necesaria. La gestión de estos dominios se lleva a cabo a través de contratos inteligentes que interactúan entre sí.

¿Cómo puedo registrar mi dominio blockchain?

Para registrar un dominio blockchain, debe seguir los siguientes pasos.

  • Instalar Metamask, extensión disponible para diferentes navegadores.
  • Crear o importar una cartera de Ethereum a Metamask.
  • Enviar Ethereum a nuestra dirección de Ethereum creada en el paso anterior.
  • Acceder desde cualquier navegador a la dirección https://app.ens.domains/
  • Una vez dentro usaremos la opción «conectar» y posteriormente seleccionaremos «a través de Metamask».
  • Buscamos el dominio que queremos registrar, si está disponible, habrá un indicador verde en la parte izquierda del nombre.
  • Seleccionamos el dominio que queramos registrar e indicamos durante cuantos años.
  • Hacemos click en «Register» para completar el registro. Entonces, se comprobará que el nombre no está registrado y después de 60 segundos se podrá completar el proceso.
  • A continuación, debemos configurar nuestro dominio blockchain
  • Una vez tenemos el dominio registrado podemos configurar toda la información que queramos almacenar tras ese dominio, desde nuestra dirección web, direcciones de criptodivisas, redes sociales, correos electrónicos, etc.

El uso de este tipo de dominios se está extendiendo de forma exponencial y dentro de poco veremos el efecto en las plataformas que se emplean para su subasta.

Sin duda, se trata de un avance notable en la gestión y utilidad de dominios blockchain. Además, este tipo de dominios, unidos con un almacenamiento descentralizado, habilita la creación de webs descentralizadas, que hacen imposible la censura.