Hoy día, ya nadie duda de que la Inteligencia Artificial (IA) tiene un papel central en la transformación digital de la sociedad actual. De hecho, es probablemente la tecnología definitoria de la última década y quizás también de la siguiente. 

Consciente de ello, ha pasado a ser una prioridad para la Generalitat Valenciana, que ha articulado distintas líneas de desarrollo y consolidación de un potente ecosistema digital en nuestro territorio alrededor de esta tecnología. 

Así, la Generalitat ha desplegado una potente batería de políticas de atracción de empresas, ha realizado importantes inversiones en infraestructuras y ha generado el entorno más adecuado para la formación de talento. 

Y por supuesto, Distrito Digital Comunitat Valenciana, –proyecto dependiente de la Conselleria de Innovación–, forma parte importante de esta estrategia. Desde su creación en 2018, no hemos cejado en nuestro empeño por facilitar las mejores condiciones para la captación de empresas tecnológicas y para establecer sinergias de trabajo entre los distintos agentes del ecosistema digital. 

Todo ello, siempre, con la mirada puesta en tratar de propiciar la transferencia de innovación y conocimiento al tejido productivo tradicional. Queremos que cada una de nuestras acciones tenga un impacto sobre la economía tradicional que históricamente ha creado, y sigue creando, la riqueza y el empleo en nuestra tierra.

Tenemos la mejores condiciones geoestratégicas y una base de tejido tecnológico que nos permite competir

Si echamos la mirada atrás, vemos que hemos avanzado poco a poco pero con paso firme. Hoy podemos decir que la experiencia del Distrito Digital ha supuesto un notable impulso para poner a Alicante en el mapa de la nueva economía. Hemos alentado la aparición de otras iniciativas públicas, como la llamada Alicante Futura o Cenid, o inversiones empresariales en espacios para acoger empresas digitales al calor del efecto llamada desencadenado desde el Distrito Digital.

Es más, somos extraordinariamente optimistas en esta apuesta por la transformación digital. Tenemos las mejores condiciones geoestratégicas, el mejor clima, calidad de vida, excelentes comunicaciones, talento y una base de tejido tecnológico que nos permite competir con otros ecosistemas de referencia nacional.

En esta tarea tenemos el convencimiento de que la Inteligencia Artificial está llamada a ser un excelente aliado. La última prueba de ello es la candidatura de la ciudad de Alicante para ser sede de la futura Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial.

Alicante reúne todas las condiciones requeridas para ello: cuenta con un ecosistema empresarial y universitario –tanto de formación como de investigación– relacionado con la Inteligencia Artificial, y dispone de sinergias con estados punteros en este campo, así como de una masa crítica de empresas relacionadas con el ámbito de las TIC.

En este sentido, cobra especial relevancia también la Fundación ELLIS Alicante, la única en territorio español. Esta unidad es un Laboratorio para el aprendizaje y los sistemas inteligentes que fomenta la excelencia en investigación en machine learning y otros campos con el objetivo de fomentar y retener el talento en Inteligencia Artificial en Europa.

Alicante y por ende, la Comunidad Valenciana, tienen la vocación de consolidarse como polo tecnológico y de innovación. En este contexto, el trabajo coordinado de todas las Administraciones y de los agentes del ecosistema es y será esencial. Sigamos avanzando por este camino, para hacer de nuestro territorio un destino maduro y preparado para ser referente de primer orden en Inteligencia Artificial. 


Antonio Rodes, director general de la Sociedad de Proyectos para la Transformación Digital (SPTD) y CEO de Distrito Digital de la Comunidad Valenciana.