El V Congreso de Inteligencia Artificial organizado por El Independiente se celebrará en el metaverso. La iniciativa es interesante, pues trae a colación la relación y potencial de ambas realidades: la inteligencia artificial (IA) y el metaverso. 

Nos referimos al metaverso como un mundo virtual que permite a las personas chatear, trabajar, jugar, comprar –y pagar con tokens no fungibles (NFT) y otras formas de criptomoneda–, de forma inmersiva y sin salir de casa. Es una fusión de múltiples tecnologías, como la realidad aumentada y la virtual, el blockchain, la animación 3D o el Internet de las Cosas (IoT), entre otras.

Los futuros metaversos serán ámbitos donde la creatividad y la innovación tendrán unas perspectivas ilimitadas

¿Qué papel desempeña la inteligencia artificial en el metaverso? Básicamente, la IA y el blockchain marcan la diferencia entre un metaverso que conceptualmente ya conocíamos en 2003, con proyectos como Second Life, y las propuestas que se están desarrollando actualmente. Todas las tecnologías que ya existían al principio del milenio has progresado sustancialmente sin excepción y las nuevas brindan al metaverso un potencial enorme e inédito. Los futuros metaversos serán ámbitos donde la creatividad y la innovación tendrán unas perspectivas ilimitadas.

La gestión de la complejidad de los metaversos actuales, sus infraestructuras, hardware, software y comunicaciones, dependen de la inteligencia artificial. El correcto funcionamiento de funciones como la correlación de eventos, la detección de anomalías, la identificación de causalidad y otros procedimientos técnicos son automatizados mediante big data y machine learning.

Hay facetas más innovadoras y creativas en la interacción entre metaverso e Inteligencia Artificial. A continuación vamos a ocuparnos brevemente de ellas.

1. Desarrollo de avatares, bots, PLN’s…

Los avatares son los protagonistas del metaverso. La aplicación de IA para construir avatares precisos y basados ​​en la realidad o con diseños sobresalientes y creatividades permite concebir muchos de sus atributos (rostro, color de cabello, estilo de ropa) y adaptarlos de forma diferenciada y atractiva a nivel corporativo. Las marcas tendrán en la IA una gran aliada. 

Igualmente importantes o incluso más son los avatares que representan chatbots conversacionales que, basados en IA, permiten a las empresas  interactuar con los usuarios las 24 horas y los 365 días del año. Muchos de los edificios y oficinas de un metaverso como Decentraland pertenecientes a grandes corporaciones como bancos o firmas de moda están terriblemente solitarios. La firma española 1MillionBot fue la primera en introducir bots conversacionales en Decentraland, resolviendo un problema mayúsculo. Los chatbots, que pueden adoptar figuras simpáticas como mascotas o animales imaginarios, responden y atienden las preguntas de los visitantes.

La IA también está detrás de la traducción automática que permite romper barreras lingüísticas entre usuarios de diferentes países. Gracias a ello, hasta Google ha resucitado sus gafas inteligentes, que esta vez tendrán el superpoder de traducir en tiempo real gracias al a los avances de la IA y el procesamiento del lenguaje natural (PLN).

2. Creación de interfaces avanzados basados en la IA

La IA también puede ayudar en las interacciones humano-computadora (HCI). Un sofisticado visor de realidad virtual habilitado para IA permite que sus sensores puedan leer y predecirlos patrones eléctricos y musculares para saber exactamente cómo le gustaría moverse a un usuario dentro del metaverso. La IA puede ayudar a recrear un auténtico sentido del tacto en la realidad virtual. También asistir en la navegación habilitada por voz, con lo que permite interactuar con objetos virtuales sin tener que usar controladores manuales. En el futuro, muchas empresas de neurociencias e IA permitirán proyectar en el metaverso espacios que imaginemos. 

3. Gemelos digitales

Un gemelo digital es básicamente una representación de un objeto físico y sus procesos dentro del metaverso. Una empresa puede crear una versión gemela digital de sí misma dentro del metaverso, lo que le permite experimentar o predecir problemas futuros y ayudar a las cuestiones a las que se enfrenta la compañía en el mundo real. Las industrias, desde una central nuclear a una empresa de ferrocarril, están descubriendo enormes utilidades en los gemelos digitales.

4. Realidad Virtual o Mixta e IA

Más allá del metaverso, si nos centramos por ejemplo en la combinación IA y realidad virtual (IA-RV), hay un sinfín de aplicaciones actuales: automóviles autónomos, robótica, simulaciones militares, capacitación médica, diagnóstico de cáncer, aplicaciones de entretenimiento y juegos, métodos de visualización avanzados, hogares inteligentes, computación afectiva, educación y capacitación para conductores… La IA ofrece un enorme potencial en la realidad virtual en el proceso de entrenar AI, otorgar inteligencia a la RV e interpretar datos generados por XR o realidad extendida.

En definitiva, independientemente de Mark Zuckerberg y su apuesta por el metaverso –seguida por otros gigantes tecnológicos–, los metaversos han venido para quedarse. Responden a la cultura de una nueva generación que apenas navega por internet y se ha educado en el entorno metaversiano de los videojuegos. Y lo que marcará la diferencia es y será la IA. Las empresas y las marcas tienen un potencial enorme en sus manos si saben aprovecharlo. 

Andrés Pedreño es presidente de 1MillionBot. Joaquín Pedreño es fundador de Meta Software Services. Isabel Delgado es UX designer y consultora en brands & metaverse. Trini Mora es directora de Torre Juana OST, y Eva Pérez su responsable de marketing y negocio.