La declaración contundente del ex presidente Aznar utilizando el eslogan de las víctimas de ETA “¡Basta ya!” no fue un discurso más, sino que fue su primer acto de campaña. Feijóo esta semana se llevó a los barones de su partido a un almuerzo privado en Génova al que acudió Ayuso; en él pidió confianza y les indicó que todo seguía siendo posible, hasta su investidura. Confía el líder del PP en una repetición electoral para enero y que la amnistía aprobada antes, por exigencias de Puigdemont, le aúpe a Moncloa, aunque la mayoría de las encuestas del partido aseguran a día de hoy que las cosas seguirán como están, con mayoría Frankenstein a la que se sumarían algunos escaños más como los de Coalición Canaria a cambio del cheque adecuado.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate