McDonalds es una de esas enseñas con sabor a clásico. La compañía, nacida en Estados Unidos a mediados del pasado siglo, cuenta con una elevada presencia internacional desde hace varias décadas, que ha hecho de su marca, su logo y sus productos ampliamente conocidos a nivel global.

Su éxito comercial ha permitido a McDonalds afianzarse desde hace años como la mayor cadena de restauración del mundo por valor de mercado. Pero lo cierto es que la compañía ha atravesado en los últimos tiempos momentos difíciles sobre el parqué y alguno de sus competidores ha llegado a amenazar su reinado.

Ahora, en cambio, las acciones de la compañía muestran un brío llamativo. La entidad acumula desde el pasado noviembre ganancias superiores al 20%, lo que le ha valido para superar sus máximos históricos. Y los expertos confían en que este buen tono se mantenga en los próximos trimestres.

Tras subir más de un 20% desde noviembre, McDonald’s cotiza en niveles récord

En los últimos días, firmas como Nomura, BMO Capital, Bernstein o Wells Fargo han mejorado su visión sobre el valor y han pronosticado alzas para el valor entre el 14,5%.

A la hora de justificar esta favorable visión de la compañía, los expertos suelen apuntar en una misma dirección: la estrategia de la compañía para renovar sus menús.

“Creemos que McDonald’s tiene un canal bien elaborado de novedades en sus menú para seguir sustentando el compromiso de los clientes con la marca, incluyendo esfuerzos de valor más enfocados, renovaciones de los elementos básicos del menú y la innovación de nuevos productos”, señala Andrew Strelzik, analista de BMO Capital.

Los esfuerzos del grupo de comida rápida para remozar su imagen ante sus clientes. El grupo también se ha marcado el objetivo de rediseñar sus locales, mejorar su sistema de pedidos móviles y de entrega a domicilio. En este sentido, en Citi observan que la compañía podría remodelar en los próximos años la mayoría de sus tiendas en Estados Unidos y resaltan que “McDonald’s ha hecho progresos significativos durante los últimos 12 meses en su servicio digital y está trabajando duro para revitalizar los modelos de servicios digitales existentes”.

Las innovaciones en sus menús y en tecnología sustentan el optimismo del mercado

“Más innovación en los menús y, con el tiempo, la experiencia de futuro [pedidos móviles, quiosco digital] resultará beneficiosa”, indican en Bernstein, donde prevén que el buen desempeño del negocio se refleje no sólo en Estados Unidos, sino también en mercados importantes como Europa o Japón.

El grupo tendrá el martes 25 de abril la oportunidad de confirmar los buenos augurios sobre los resultados de su innovadora estrategia con la presentación de sus cuentas del primer trimestre de 2017. En este sentido, Nomura augura que las ventas en tiendas comparables en Estados Unidos se elevará un 0,8%, a pesar de la difícil coyuntura que atraviesa el negocio de la restauración en el país.

Curiosamente, entre las razones de ese esperado buen comportamiento, tanto Nomura como Citi señalan el lanzamiento de innovaciones -con distintos tamaños- en uno de sus productos más tradicionales: el Big Mac. Y es que cuando a lo clásico se le aporta la dosis justa de innovación, el resultado puede ser más que satisfactorio. Y McDonald’s quiere ser la mejor prueba de ello.