18 de los 39 acusados de ‘el caso Gürtel’ se han adherido a la petición de Pablo Crespo, el lugarteniente de Francisco Correa en el la trama de corrupción vinculada con el PP, de recusar al juez José Ricardo de Prada por lo que el inicio de esta vista, prevista para el próximo martes, pende de un hilo.

El letrado de Crespo ha pedido que se aparte a De Prada por su amistad con el que fuera juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, primer instructor de este caso, y por los vínculos de la hija del magistrado con el abogado de una de las acusaciones.

Independencia judicial

A primera hora de la tarde ha concluido el plazo para que el resto de letrados alegaran sobre esta petición. Fuentes judiciales han adelantado que se han sumado a la misma 18 abogados entre ellos los de Luis Bárcenas y Ricardo Galeote. El letrado de Galeote, Javier Gómez de Liaño, apoya esta recusación porque considera «que la imparcialidad del juez como manifestación de la independencia judicial, implica la presunción» de que los magistrados «la ejercen emancipados de cualquier tipo de perjuicio e influencia».

Además, ese letrado reclama que se aplique a este magistrado los mismos argumentos que el pleno de la Audiencia Nacional usó para admitir las recusaciones contra los jueces Enrique López y Concepción Espejel que fueron apartados de esta vista por sus vínculos con el PP.

Ahora, De Prada tendrá que informar si acepta o rechaza esta recusación. Fuentes jurídicas han adelantado que el magistrado rechaza esta maniobra porque su relación de amistad con Garzón es conocida desde hace tiempo y niega que la relación de su hija con el letrado de una de las acusaciones le haya podido contaminar.

Los trámites

En el caso de que rechace este incidente, el tribunal designara a un instructor para tramitar esta recusación. En el turno establecido en la Audiencia Nacional el designado sería Javier Martínez Lázaro, pero aún no se ha confirmado. Este fue el juez que instruyó la recusación de su colega López.

En cualquier caso, el viernes la Audiencia Nacional comunicará su decisión. No obstante, los letrados apuran sus últimas tretas para retrasar el inicio de esta vista y el letrado de Crespo ya ha pedido la suspensión del inicio del juicio hasta que se resuelva la recusación de De Prada.

El juicio no puede iniciarse hasta que no se resuelva este incidente. En esta vista se va a enjuiciar las actividades del grupo que dirigió Correa que logró cuantiosas comisiones con Gobiernos del PP en las Comunidades Autónomas a cambio de adjudicaciones públicas. En esta vista no se juzgará los llamados papeles de Bárcenas.