Javier Fernández, director de la gestora del PSOE desde la dimisón de Pedro Sánchez y hasta el próximo congreso, ha asegurado está mañana en la Cadena Ser que «el poder del partido lo tiene la militancia», tras la pregunta de Pepa Bueno de si el mando lo tenía Susana Díaz o él, y que no descarta que sean los militantes quienes decidan en una consulta si los socialistas deben abstenerse o no para facilitar la reelección de Mariano Rajoy.

Fernández ha explicado que será el próximo Comité Federal el que tome una decisión de forma soberana u opte por una consulta en caso de que sea la posición que respalde la mayoría de los dirigentes. «Estamos dando por supuesto que lo que se va a hacer es una abstención, y yo no lo doy. Hay un comité que es soberano y es el que va a decidir o las bases», ha dicho Fernández en declaraciones a la Cadena SER.

El presidente asturiano ha admitido que las dos alternativas que tiene el PSOE son facilitar al PP que gobierne, al haber sido la lista más votada, o que haya terceras elecciones.»Y el PSOE tiene que plantearse cuál de esas soluciones, que son malas las dos, es menos mala para España y para el PSOE», ha añadido. Tras lo que ha reconocido que han sido incapaces de dialogar entre ellos y que «el partido se ha podemizado» durante su última época. Tras lo que ha recalcado que deben «recuperar el apoyo de las capas medias».

También ha señalado que aún no hay fecha de la reunión del Comité Federal, pero que se convocará «independientemente de que Rajoy dé una señal o no» de acercamiento a los socialistas.  «No podemos transmitir la responsabilidad de nuestras decisiones a las bases; ahora, se necesita hablar con ellas», ha añadido.

No descartó un «no» a Rajoy si éste no destapona la situación»

Por su parte, el exministro socialista y ex vicesecretario general del PSOE José Blanco ha advertido este martes al presidente del PP, Mariano Rajoy, de que el PSOE no cambiará su ‘no’ a un gobierno ‘popular’ si éste no «destapona» la situación política, «cambia de actitud» y hace esfuerzos.

«El PP debe mover ficha, facilitar, hacer un esfuerzo, si no, va a ser muy difícil que el PSOE asuma en exclusiva una responsabilidad que en primer lugar es del PP», ha dicho que en una entrevista en la Cope, recogida por Europa Press.

El exministro ha admitido que una abstención técnica del PSOE es una posibilidad, pero no la ha defendido en este momento. Según ha dicho, su posición la expresará en el Comité Federal que celebre el PSOE para tomar una decisión, en función del contexto que exista en ese momento.

«Si nada cambia antes de que el PSOE celebre su Comité Federal no se dan las circunstancias para que nada cambie en la posición del PSOE, creo que el PP tendría que empezar a moverse y hablar y dialogar», ha avisado, insistiendo en que los socialistas no le pueden dar «un cheque en blanco».

Cuando se reúna el Comité, ha dicho, tendrá que decidir si opta por una «abstención técnica que en ningún caso tendría que suponer un compromiso con las políticas de Rajoy». Es más, ha incidido en que la aritmética parlamentaria permite ahora cambiar varias políticas del PP.

Estamos en un momento excepcional que quiere salidas excepcionales y esto no puede ser solamente exigible al PSOE»

De hecho, Blanco defiende que no sólo el PSOE debe mostrar responsabilidad, sino que la «alternativa para desbloquear la situación política» deben buscarla todos los que afirman que no quieren nuevas elecciones, incluido el PNV, al que ha mencionado en varias ocasiones, y empezando por el PP, que es quien recibió la confianza mayoritaria de los electores. «Estamos en un momento excepcional que quiere salidas excepcionales y esto no puede ser solamente exigible al PSOE, que se moje todo el mundo», ha precisado.

El exministro ha apelado a todo el mundo a hacer un «ejercicio de honestidad» y a dejar atrás la «hipocresía», empezando por reconocer que no es posible un gobierno alternativo del PSOE «con los que quieren romper España» o que le convierta en «subalterno de los populistas de Podemos».

Pero también se lo ha pedido al PP porque, a su juicio, los ‘populares’ creen que unas terceras elecciones las tendrían ganadas y están haciendo «cálculos electorales», pero eso lo tendrán en cuenta los ciudadanos.

«El PP también tiene que reflexionar, el PP y Mariano Rajoy es un tapón para la gobernabilidad de España y no se plantea dejar de serlo», ha dicho, aunque ha matizado que no estaba proponiendo una abstención del PSOE a cambio de la marcha de Mariano Rajoy.

Preguntado si aconsejaría a Pedro Sánchez que se vuelva a presentar a primarias, ha respondido que tiene «máximo respeto» por él pero cree que no fue bueno «abrir un debate orgánico sin resolver el problema de la gobernabilidad de España» porque hacía falta un debate sereno sobre las derrotas electorales antes de plantear el congreso y el debate del liderazgo.

Además, cree que de lo ocurrido esta semana todo el PSOE debe sacar lecciones y dialogar mucho, para así «suma dentro para ganar fuera». Lo que sí ha descartado, igual que el presidente de la gestora, Javier Fernández, es que se dé libertad de voto a los miembros del Grupo socialista en la investidura de Rajoy.