El portavoz de la Comisión gestora del PSOE, Mario Jiménez, ha defendido este miércoles que no hay «ninguna posibilidad» de conformar un Gobierno distinto al del Partido Popular y ha asegurado que, a día de hoy, «la única alternativa encima de la mesa es decidir si vamos a elecciones o no». Además, ha negado la opción de que los parlamentarios socialistas puedan romper la disciplina de voto en una hipotética investidura de Mariano Rajoy.

Jiménez, en una entrevista concedida a Onda Cero, ha tumbado todas las opciones que el ex secretario general, Pedro Sánchez, barajaba para llegar a Moncloa. «La aritmética no da», ha argumentado, «porque Ciudadanos y Podemos han expresado que eso no es viable». «Fue viable en marzo y Podemos decidió reventar una alternativa de cambio y ponerle una alfombra morada al PP», ha criticado, antes de desechar la opción de una suma junto a los independentistas: «Tampoco es viable incluir a partidos que están desafiando a la Ley, a la Constitución y al Estado de Derecho».

Pedro Sánchez es miembro del Grupo Parlamentario y votará lo que establezcan los órganos del partido»

El portavoz de la gestora ha insistido en que será el Comité Federal, aún sin fecha, quien decida la posición política del partido en una hipotética investidura en la que el Grupo Parlamentario Socialista se pronunciará en bloque, sin otorgar libertad de voto a sus diputados. «No es una opción, bajo ningún concepto», ha subrayado Jiménez, que no ha admitido excepciones ni para el PSC ni para Pedro Sánchez, encastillado en el «No es no» que le ha llevado hasta su propia dimisión. «Pedro Sánchez es miembro del Grupo Parlamentario y votará lo que establezcan los órganos del partido», ha expresado en este sentido.

El número dos del actual órgano de gobierno del PSOE ha insistido en que «la realidad», a menos de un mes de la disolución automática de las Cortes, consiste en decidir entre «elecciones sí o elecciones no», aunque ha dejado clara su postura. Volver a las urnas sería, según sus palabras, «un fracaso integral de la representación política» y un mensaje «pésimo» al conjunto de los españoles. «La responsabilidad de todos es para que España tenga un Gobierno y que ese Gobierno se ponga a la tarea. Menuda situación tiene nuestro país, como para plantearse un escenario distinto a ese», ha llegado a asegurar.

‘El PP no está en situación de poner condiciones’

En cualquier caso, pese a la urgencia en conformar un Ejecutivo, Jiménez ha insistido en que esa decisión está en manos del Comité Federal y ha criticado las posibles exigencias que el Partido Popular pueda plantear a cambio de aceptar la abstención socialista. «El PP no ha sido capaz de conformar una mayoría que le permita la investidura en un parlamento mayoritariamente de derechas. No está en situación de poner condiciones para nada ni para nadie», ha defendido.

Además, ha afeado la presión que Podemos está poniendo sobre el PSOE a través de la amenaza de ruptura de los pactos autonómicos, después de que Pablo Echenique avisase esta semana que el acuerdo en Aragón podría correr peligro dada la posición del presidente, Javier Lambán, contrario a Sánchez y favorable a la gestora. «Podemos estaría dispuesto a llevarse por delante los servicios públicos de las CC.AA en función de la posición del PSOE. ¿Eso es lo que les importan los ciudadanos?», se ha preguntado.