El presidente del gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves en público que no pondrá «ninguna condición» al PSOE con vistas a negociar su investidura, formar gobierno y evitar de esta manera las terceras elecciones consecutivas en España. El cambio en el mensaje del Partido Popular, cuyos dirigentes pidieron ayer no sólo un acuerdo de investidura sino además el respaldo a los próximos presupuestos, ha sido evidente no sólo en público, sino también en privado. A puerta cerrada, el candidato popular lo ha dejado claro: «Estoy dipuesto a negociar mañana mismo con el PSOE».

La postura del Partido Popular ha quedado clara también desde primera hora de la mañana, cuando los dirigentes y cargos públicos del partido han recibido las últimas instrucciones políticas, que de forma clara bajan la presión sobre el PSOE, quizá asustados por la dimensión que estaba tomando el debate. En el texto se especifica, y en negrita, que “el Partido Popular no quiere terceras elecciones ni pone condiciones”.

Explica que quedan apenas 10 días para que se cumplan 300 sin gobierno en plenas funciones, y sólo 25 “para evitar el escenario que nadie quiere: tres elecciones generales en menos de un año. Toda una anomalía a escala europea que no podemos permitirnos”, agrega.

‘Formar gobierno cuanto antes’

Aunque hacen una apelación a la “estabilidad” no vinculan ésta a ninguna condición apriorística que deba asumir el PSOE, contra las exigencias reiteradas que estos días han expuesto miembros del Gobierno, de Génova y del Grupo parlamentario. El objetivo es “formar gobierno cuanto antes” para poder seguir con las políticas económicas del PP “que funcionan”, dicen, y frenar la amenaza secesionista en Cataluña. En este sentido indica que “con un gobierno del PP nunca estarán en riesgo ni la unidad de la nación, ni la soberanía nacional, ni la igualdad entre los españoles”.

En todo caso, la parte principal del argumentario se centra en el análisis de las previsiones de crecimiento y empleo que el FMI hace para España, revisadas al alza. En este sentido Moncloa admite que si bien llevamos casi un año de gobierno en funciones, “nuestras reformas y nuestra responsabilidad siguen trayendo buenos resultados». «Y algo que nos urge aún más a formar gobierno», añade, «20 millones de españoles trabajando en 2020”.