La Delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, ha solicitado al juez que impida abrir las oficinas municipales del Ayuntamiento de Badalona el día 12 de octubre, coincidiendo con la celebración de la Hispanidad. Llanos de Luna responde así a la iniciativa de la alcaldesa Dolors Sabater (CUP), quien esta mañana ha anunciado en Onda Cero su disposición a abrir al público las oficinas municipales con el argumento de que la fiesta nacional de España no tiene arraigo en la localidad. Ante esta iniciativa, la Delegación del Gobierno ha interpuesto un recurso judicial en el que se solicita que el 12 de Octubre no pueda abrir una Administración Pública.

La Delegación impuga la decisión del Ayuntamiento porque considera que vulnera el Estatuto de los Trabajadores. Dado que el 12 de Octubre es una fiesta de ámbito nacional, la legislación laboral establece que se trata de una fiesta laboral con carácter retribuido y no recuperable, es decir, que no se puede cambiar por otro día. Esa es, precisamente, la maniobra habilitada por el Consistorio, que ha ofrecido a sus empleados trabajar el miércoles para recuperar el festivo el próximo 9 de diciembre, en pleno puente de la Constitución.

La delegada del Gobierno ha optado por esta respuesta judicial a la iniciativa del consistorio badalonés acompañada por el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, quien se encontraba en Barcelona precisamente para participar en la celebarción del Día de la Hispanidad en esta comunidad.

Por su parte, el Grupo del PP en el Ayuntamiento de Badalona ha presentado un escrito en la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social de Barcelona para denunciar la decisión del gobierno municipal, convencidos de que se está cometiendo una infracción de ley.

Coincidiendo con este conflicto, Llanos de Luna ha reivindicado hoy que «siendo profundamente catalanes somos profundamente españoles» en el acto de celebración de la Hispanidad que ha acogido la Delegación del Gobierno, al tiempo que advertía contra el referéndum unilateral con el que amenaza el Gobierno de la Generalitat.

En esta recepción con motivo del Día de la Hispanidad, la delegada ha afirmado que la «grandeza» del pueblo español «reside en su unidad»: «La unidad nos hace más fuertes para abordar los retos de un mundo globalizado. La unidad es la que hace posible la igualdad y la solidaridad entre todos los españoles», ha añadido Llanos de Luna.

En una implícita referencia a la reivindicación independentista de un referéndum en Cataluña, Llanos de Luna ha apuntado que «cada uno de nosotros tiene derecho a decidir sobre nuestro futuro, sin diferencia ni discriminación. Allí reside también la grandeza de nuestra nación, una nación en la que nadie puede decidir por todos».