Francisco Correa ha reconocido los hechos que le imputa Anticorrupción, pero no todos. El jefe de la trama Gürtel ha revelado que acordó amañar concursos para financiar al PP y que pagaba una comisión a Luis Bárcenas por licitaciones a empresarios. «Venía un empresario por una obra, Bárcenas gestionaba con el correspondiente ministerio y el empresario daba un 2 ó 3%», ha señalado, durante su declaración, donde ha admitido que, mientras él se quedaba con una parte del dinero, le hacía entrega de otra parte al ex tesorero popular «en su casa o en Génova».

En sus primeras palabras ha admitido haber pagado regalos a los dirigentes del PP que se sientan en él en el banquillo como el propio Bárcenas y Alberto López Viejo. Posteriormente, también ha revelado que pagó otros regalos al ex alcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda, ex marido de la antigua ministra de Sanidad Ana Mato. «Con Jesús Sepúlveda tuvimos unas atenciones. Le regalé un coche, realizaba viajes él y su familia con nuestra agencia de viajes, mandamos payasos y globos a un cumpleaños de un niño…», ha reconocido. Al preguntarle si sabía que estaba cometiendo cohecho al pagar dádivas a políticos, ha sido claro: «Imbécil no soy».

Pasaba más tiempo en Génova que en mi despacho. Era como mi casa», ha reconocido

Correa ha asumido que trabajó en Génova desde 1993 a 2004 y cuando Mariano Rajoy llegó a la cúpula del partido, cesó la relación de negocios. En ese momento, comenzaron las actividades de sus empresas en Valencia, trabajando con Francisco Camps. Pero antes, ha reconocido, que «pasaba más tiempo en Génova que en mi despacho. Era como mi casa».

También ha admitido que ha financiado las campañas municipales del 2003 en Pozuelo y Majadahonda. Y luego, ya sin preguntas, está explicando que montó sus empresas como negocio, «no para delinquir». Y que empezó a trabajar con el PP por Luis Bárcenas, que tardó más de un año en contratar sus servicios. Antes trabajó con el PSOE con Julio Feo.

Sobre el inicio de su relación con el ex tesorero del PP ha asegurado: «Lo cuento porque es importante que se conozca el histórico y que esto no se creó para delinquir con el PP», ha destacado, para luego explicar que conoció a Bárcenas a través de un amigo y que después de mucho insistir le acabó encargando un trabajo para el partido y de este modo comenzó su relación profesional con la formación.

Algunas de las frases de Francisco Correa este jueves, en la Audiencia Nacional.

Algunas de las frases de Francisco Correa este jueves, en la Audiencia Nacional. EL INDEPENDIENTE

Esta declaración ha comenzado después de que se escuchara la declaración de Leopoldo Gómez ante el juez Pablo Ruz. Durante la misma, el jefe de esta trama de corrupción se ha mostrado nervioso puesto que no paraba de mover sus piernas y sus manos y estaba muy concentrado ante el paso que iba a dar. En el suelo, una botella de agua y un archivador.

Por su parte, su número dos, Pablo Crespo, tomaba notas de la declaración de Gómez al igual que el ex parlamentario de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo. Bárcenas pasó el tiempo mirando su tableta.

Un millón para López Viejo

En su confesión ante el tribunal que le juzga por la actividad de la trama entre 1999 y 2005, Correa ha explicado que la empresa Sufi, concesionaria de un contrato de limpieza del barrio de Moratalaz, pago un millón de euros a una cuenta en Suiza a su nombre como dádiva por interceder en esa adjudicación del consistorio, de donde fue concejal López Viejo. «Luego la fui retribuyendo (esa cantidad) a Alberto López Viejo», ha precisado Correa, que ha negado sin embargo que la Comunidad de Madrid inflara contratos dados a sus empresas para que estas sociedades tuvieran más beneficios.

También ha admitido haber recibido las comisiones que el pasado martes reconoció ante el tribunal haber pagado García Pozuelo, ex presidente de Constructora Hispánica, a cambio de adjudicaciones públicas.

Ha relatado que en 1996 Bárcenas y él hablaron y el ex tesorero le dijo: «Tú tienes contactos con empresarios y yo con políticos, vamos a intentar hacer gestiones para cuando salgan los concursos públicos de la Administración, intentar favorecer o adjudicar a algunos de estos empresarios que luego van a colaborar con el partido».

‘El origen de Gürtel no es lo que dice Aguirre’

Correa ha precisado y que el «origen de Gürtel no es lo que dice Esperanza Aguirre, esta señora está absolutamente equivocada» y lo ha situado en la localidad madrileña de Majadahonda, donde fue descubierto por el ex alcalde Guillermo Ortega. Sin dar muchos detalles de una historia que, según el, luego se explicará, Correa ha indicado que el origen de Gürtel «sale en Majadahonda» y lo descubre «el desgraciado, porque cayó en desgracia, Guillermo Ortega», uno de los 37 acusados que se sientan en el banquillo.

De la localidad de Majadahonda procedía el concejal José Luis Peñas, también acusado en esta causa y cuyas grabaciones a Correa dieron lugar a la investigación de esta trama corrupta.

Sobre Peñas, Correa ha asegurado que el ex edil le denunció después de negarse a darle «los últimos diez millones de pesetas» que le había pedido para hacer frente a una serie de impugnaciones que había perdido y que lo hizo por que ya «le había dado mucho dinero», por motivos que, ha anunciado, «ya saldrán» en el juicio.

A raíz de esa negativa, Peñas junto a su abogado Ángel Galindo de Boadilla del Monte «montaron todo esto», ha asegurado.

Correa, a su salida de la Audiencia Nacional.