La histórica etarra Idoia López Riaño, La Tigresa, podrá salir de prisión después de que el juez de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis de Castro, haya firmado finalmente el permiso para que la reclusa disfrute de seis permisos penitenciarios. López Riaño fue detenida en 1994 y condenada a más de 2.100 años de prisión por 23 asesinatos.

La autorización, concedida con el informe favorable del fiscal, llega tras el arrepentimiento de la reclusa y la comprobación de que en la localidad guipuzcoana donde disfrutará de su permiso no reside ninguna victima «de la propia actividad delictiva de la reclusa», según ha constatado en un escrito el Gobierno vasco. Los permisos, concedidos desde febrero, se han retrasado hasta ahora, cuando ha terminado de confirmarse este extremo.

López Riaño, que hasta ahora ha salido de prisión únicamente para obtener el carnet de conducir, podrá hacer uso de seis permisos de tres días cada uno. La Tigresa, una de las últimas presas etarras acogidas a la Vía Nanclares promovida por José Luis Rodríguez Zapatero, saldrá definitivamente de prisión el 8 de diciembre de 2017.

Ex integrante del comando Madrid, ha sido condenada a numerosas penas, entre ellas a una de 1.572 años de prisión por el atentado perpetrado en 1986 por la banda terrorista en la Plaza de la República Dominica de Madrid, en el que murieron doce guardias civiles. Actualmente cumple pena en la prisión de Nanclares de Oca, en la provincia de Álava.