La Confederación Española de Policía (CEP) reclamó un refuerzo de funcionarios en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid para garantizar la seguridad en las instalaciones 12 días antes del motín protagonizado este martes por varias decenas de internos. Esta petición no fue atendida por la dirección del cuerpo policial.

En una carta enviada el pasado 6 de octubre al presidente del Consejo de la Policía, el vocal de la CEP Rafael Sánchez Horcas-Ballesteros denunciaba la «gran carencia de personal» que existe en el CEI de Aluche y exigía  la incorporación de más efectivos para poder garantizar «el normal desarrollo de la actividad» y poder conjurar el riesgo de incidentes como el registrado en las últimas horas.

El sindicato policial hacía esta petición el mismo día que había trascendido la fuga de 67 inmigrantes del CIE de Sangonera de Verde (Murcia) aprovechando el acceso de un vehículo de los servicios sanitarios que acudía a asistir a uno de los internos, actuando los inmigrantes «de manera agresiva» contra los agentes.

El CEP dice que la la falta de plantilla y el elevado número de internos es un «cóctel perfecto»

El CEP consideraba en su escrito que asegurar el desarrollo de la seguridad en las instalaciones del CIE de Madrid se hace «altamente dificultoso «por la clara necesidad de personal» que existe en el centro, que -según datos de la Oficina del Defensor del Pueblo- acogió a 1.469 personas el pasado año.

«En este centro existe una gran carencia de personal que puedan desarrollar las funciones de seguridad con garantía de efectividad y que pudieran asegurar cualquier alteración del orden o conato de fuga que pudiera generarse sin riesgo para el resto de los internos y ellos mismos», exponía el sindicato en la carta firmada por Sánchez Horcas-Ballesteros, responsables de asuntos jurídicos del CEP y vocal en el Consejo de la Policía. Para el CEP, el elevado número de internos y la falta de personal es un «cóctel perfecto» para que ocurren motines como el de este martes.

La organización sindical recuerda que los funcionarios también viven una situación «altamente estresante» por la labor de fiscalización que «una amplia amalgama de organizaciones no gubernamentales» realizan sobre el trabajo de los agentes y de otros profesionales que atienden a los internos. Y ello lleva a muchos policías a solicitar el cambio de destino, advierten.

Critican que el ministro se centre más en «salvar su imagen» que en arreglar estos centros

El real decreto por el que se aprueba el reglamento de funcionamiento y régimen interior de los centros de internamiento de extranjeros otorga al Ministerio del Interior -a través de la Dirección General de la Policía Nacional- las competencias para garantizar la seguridad en las instalaciones y evitar alteraciones de orden o intentos de fuga. También es este cuerpo el competente para gestionar todo lo relativo a la tramitación de los expedientes de expulsión.

Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha reclamado a Interior que resuelva de forma inmediata la situación en la que se encuentran los CIE operativos en España, debido a que el personal que atiende a los internos es escaso y las instalaciones son deficientes.

La organización ha censurado la «inacción» del departamento que dirige Jorge Fernández Díaz para resolver el problema que se arrastra con los centros de internamiento para extranjeros y ha achacado a la «intervención divina» de la lluvia el final de la protesta protagonizada en las instalaciones de Aluche por varias decenas de argelinos.

«Madrid no es sino una muestra más de la situación que diariamente viven internos, policías y trabajadores en los citados centros de internamiento», ha denuncia el SUP, que ha subrayado la «precaria» situación de los agentes, la falta de funcionarios policiales y el estado de las instalaciones. El SUP también ha lamentado que el ministro del Interior esté más ocupado en salvar «su deteriorada imagen institucional que en garantizar la legalidad en los centros de extranjeros».