El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, no pone pegas a que una representación del Congreso de los Diputados visite el próximo 2 de noviembre el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid, donde el pasado martes hubo un motín protagonizado por 39 inmigrantes que duró once horas.

Cosidó ha mantenido este jueves una reunión durante dos horas con representantes de todos los grupos políticos para abordar la situación del CIE de Aluche tras el último incidente registrado, saldado con tres heridos leves y que ha reabierto el debate social sobre el mantenimiento de este tipo de estas instalaciones. El encuentro lo había solicitado Podemos, pero finalmente el director de la P0licía optó por invitar al resto de formaciones con representación parlamentaria.

En una reunión de urgencia celebrada por la mañana, el presidente de la comisión de Interior, Rafael Merino (PP), propuso organizar una visita para que una representación de esta comisión -los siete portavoces y los miembros de la Mesa- pudiera visitar el CIE madrileño a fin de conocer el estado de las instalaciones y poder hablar con los funcionarios que trabajan allí. La queja de los sindicatos policiales es unánime: faltan policías para garantizar de forma efectiva la vigilancia.

A preguntas de Elindependiente.com, Merino ha asegurado que Cosidó «no ha puesto problemas» a que se lleve a cabo la visita, en la línea de «absoluta transparencia» -ha asegurado- que ya le había transmitido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. El diputado popular también ha dicho que los representantes de todos los partidos han transmitido al director de la Policía su felicitación por la actuación policial desplegada con motivo del motín.

Podemos se queja de que pasaran 40 horas hasta que pudieron entrar en el centro de inmigrantes

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lamentado que haya abandonado la reunión sin que Cosidó haya resuelto la duda de por qué no se permitió entrar a diputados de Unidos Podemos en el CIE  hasta 40 horas después de que se diera por terminado el motín.

«Se nos ha informado de que se solucionó la crisis con normalidad, que sólo fueron atendidos por leves contusiones tres internos y por eso, si la situación era de normalidad, no entendemos por qué han tenido que pasar 40 horas para que nuestros diputados pudieran pasar a ver la situación de los internos. Esa pregunta todavía queda sin responder», ha censurado Iglesias.

«Vigilantes»

También presente en el encuentro, el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de Podemos, Rafael Mayoral, lamentó que las preguntas que tenía su formación sobre lo ocurrido en Aluche no hubieran sido respondidas, al tiempo que acusó al PP de intentar «limitar la actividad parlamentaria de la oposición». «Nosotros seguiremos haciendo una labor de control y a atender a los intereses de la gente. No vamos a mirar para otra parte. Vamos a estar vigilantes», ha afirmado.

El real decreto por el que se aprueba el reglamento de funcionamiento y régimen interior de los centros de internamiento de extranjeros otorga al Ministerio del Interior -a través de la Dirección General de la Policía Nacional- las competencias para garantizar la seguridad en las instalaciones y evitar alteraciones de orden o intentos de fuga. También es este cuerpo el competente para gestionar todo lo relativo a la tramitación de los expedientes de expulsión.