Pedro Sánchez va a acudir hoy al Congreso para seguir en su escaño el discurso de Mariano Rajoy al comienzo del debate de investidura y ha confirmado que mañana, en la primera votación, se reafirmará en su no a la reelección del presidente del Gobierno. «Camino del Congreso. Mañana votaré no a Mariano Rajoy junto a mis compañeros y compañeras», ha anunciado Sánchez en su cuenta de Twitter».

De esta forma mantiene la incógnita de cuál será su postura en la segunda votación y si acatará o no el mandato del Comité Federal del PSOE de abstenerse para facilitar el gobierno de Rajoy. La presencia del ex secretario general en la Cámara Baja supone su reaparición en público desde su dimisión como secretario general del PSOE el pasado día 1 y ocupará un asiento en la cuarta fila del hemiciclo en la zona del grupo socialista.

Sánchez no ha participado en la reunión del grupo socialista celebrada esta tarde antes del pleno, en la que el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, ha comunicado a los diputados que deberán obedecer al Comité Federal y abstenerse en bloque.

Antes de esta reunión, Hernando ha enviado una carta a cada uno de los parlamentarios, incluido Sánchez, recordándoles la posición política adoptada por el máximo órgano del partido el pasado domingo. La misiva deja claro que no es posible romper la disciplina de voto por razones de conciencia, como han reclamado algunos diputados, como Odón Elorza o Margarita Robles.

Horas después de que el Comité Federal acordara la abstención, Sánchez escribió en Twitter un mensaje en el que daba a entender que no tira la toalla a pesar de su dimisión: «Pronto llegará el momento en que la militancia recupere y reconstruya su PSOE. Un PSOE autónomo, alejado del PP, donde la base decida. Fuerza».