Los diputados de Unidos Podemos Íñigo Errejón, Irene Montero, Gloria Elizo y Marcelo Expósito han registrado en el Congreso de los Diputados un escrito de protesta tras la negación de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, de dar la palabra a Pablo Iglesias durante el debate de investidura. Iglesias, pedía la palabra por alusiones tras acusarle el portavoz del PP, Rafael Hernando, de «usar el nombre de España para ponerse a la venta de dictadores y regímenes como los de Venezuela e Irán».

Iglesias ha pedido la palabra para defenderse de estas acusaciones pero Pastor no se la ha dado y, sin embargo, como ha denunciado Errejón, ha vuelto a permitir un turno a Hernando, quien ha añadido: «cuatro millones de dólares» dando entender que eso es lo que habrían cobrado Iglesias y los que ha llamado «sus amigos».

El portavoz del grupo, Iñigo Errejón, ha registrado el escrito y ha acusado a Pastor de haberse comportado en este incidente «más bien como otra portavoz del Partido Popular». La actitud de Pastor, ha dicho, es «muy mal precedente» en este comienzo de legislatura y hace pensar que se pone «al servicio del grupo popular».

En cualquier caso ha admitido que en Podemos esperan hablar con Pastor y pedirle que «reconsidere su actitud» y rectifique lo que ha sido, «como mínimo, un error». Además ha negado que en Podemos tengan la «piel muy fina» como ha dicho la diputada del PP Celia Villalobos y ha señalado que no se trata de sensibilidades sino de cumplir el Reglamento de la Cámara.

Pastor se defiende diciendo que aplica el Reglamento

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, se ha defendido de las críticas de Podemos, cuyos diputados han abandonado el pleno en protesta porque no haya concedido a Pablo Iglesias un turno por alusiones, asegurando que se ha limitado a cumplir el Reglamento de la Cámara baja. «Es la aplicación del Reglamento, y eso la presidenta lo hace siempre de la misma manera», ha remarcado Pastor en declaraciones a EFE.

El incidente con Iglesias se ha producido unos minutos antes de comenzar la primera votación de investidura de Mariano Rajoy, y ha motivado que los diputados de Unidos Podemos hayan abandonado el hemiciclo por unos minutos para regresar justo antes de empezar a votar. «Nos salimos del pleno por una interpretación torticera de la presidenta, actuando de parte beneficiando al PP», ha explicado Carolina Bescansa en la Cadena Cope.

Fuentes parlamentarias han explicado a EFE que Pastor ya había avisado de que sería muy rigurosa al conceder el turno por alusiones contemplado en el Reglamento del Congreso, al entender que ralentiza en exceso el desarrollo de los debates.