Pedro Sánchez tendrá derecho a que el Congreso de los Diputados le abone una cantidad equivalente a cuatro meses de sueldo tras renunciar este sábado a su acta horas antes de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. En total, al último secretario general del PSOE le corresponderían hasta 11.255 euros brutos.

En una entrevista difundida este domingo por el programa Salvados de La Sexta, ha dejado claro que solicitará la compensación económica que le pertenece como ex parlamentario -él ha hablado de dos mensualidades, aunque le corresponde el doble por el tiempo que ha ocupado acta de forma ininterrumpida- y ha sido incapaz de precisar la cantidad que le corresponde.

El ex dirigente socialista ha anunciado que, una vez que deje de percibir esta indemnización, tratará de buscar un puesto de trabajo que le permita seguir recorriendo el país para hablar con la militancia y ha reconocido su deseo de presentarse nuevamente al proceso de primarias del que saldrá el secretario general que llevará las riendas del partido durante los próximos cuatro años.

Dice que, cuando deje de cobrar, buscará un empleo que le permita seguir recorriendo el país

Las Mesas del Congreso y el Senado acordaron el 18 de diciembre de 2007 una modificación del reglamento de pensiones y otras prestaciones económicas a favor de los ex parlamentarios -aprobado el 11 de julio de 2006 para cubrir una «laguna normativa» que se arrastraba desde 1982- por la que se reconocía el derecho a cobrar una indemnización a todos los miembros de las Cortes Generales que cesaran en dicha condición. Hasta entonces, sólo podían reclamar esa compensación económica los diputados y senadores que causaran baja por disolución de las Cámaras, no en el caso de renuncia en plena legislatura como ha ocurrido con Sánchez.

El artículo 13.1 del reglamento en vigor fija la cuantía de la indemnización por cese en la cantidad equivalente a «una mensualidad de la asignación constitucional por cada año de mandato parlamentario en las Cortes Generales o fracción superior a seis meses», estableciendo un tope de 24 mensualidades y excluyendo a los diputados que hayan permanecido en el cargo durante un periodo inferior a dos años. A Sánchez no le afecta ninguna de las dos limitaciones.

El ex líder socialista entró en el Congreso en el año 2009 relevando al ex ministro Pedro Solbes

El ex dirigente socialista ha mantenido acta de diputado de forma ininterrumpida desde el 30 de enero de 2013 -cuando sustituyó a la ex ministra Cristina Narbona, al ser designada ésta miembro del Consejo de Seguridad Nuclear- hasta el 29 de octubre de 2016. Aplicando los criterios del citado reglamento, a Sánchez le corresponden cuatro mensualidades.

Era la segunda etapa del ex secretario general socialista como diputado en Cortes, toda vez que el 15 de septiembre de 2009 dejó de ser concejal en el Ayuntamiento de Madrid para ocupar el escaño que había dejado libre el ex ministro Pedro Solbes con su renuncia como parlamentario. Mantuvo el acta hasta que se disolvió el Parlamento el 27 de septiembre de 2011 con motivo de las elecciones generales que se celebraron el 20 de noviembre siguiente y en las que el PP de Mariano Rajoy ganó por mayoría absoluta. Esos dos años no le computan al calcularse su indemnización por cese.

Como el resto de diputados, Sánchez tenía un sueldo base mensual de 2.813,87 euros brutos

El Congreso de los Diputados retribuye actualmente a sus diputados con un sueldo base mensual de 2.813,87 euros brutos, importe al que se suman otros pluses en función de las responsabilidades que desempeña el parlamentario. Esa cantidad equivale a cuatro veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que para este año se estableció en 532,51 euros al mes.

Hasta su cese, Pedro Sánchez era además presidente del grupo parlamentario socialista, cargo por el que el partido le abonaba otros 2.667,50 euros brutos al mes (1.680 euros netos), como se detalla en la Declaración de Renta, Bienes e Intereses que presentó el 5 de enero de 2016. Ese complemento no computa a la hora de calcular ahora su indemnización por cese.

Del Congreso… a la carretera

Pese a su abrupta salida de la secretaría general del partido y su renuncia al acta de diputado, Sánchez no sólo no da por terminada su etapa en la política sino que anuncia batalla. «A partir del lunes, cojo mi coche [en su declaración de bienes figura un Peugeot 407 matriculado en 2005 y con un precio de compra de 30.000 euros] para recorrer de nuevo todos los rincones de España y escuchar a quienes no han sido escuchados: los afiliados del PSOE, los votantes de izquierdas de este país», ha anunciado este sábado cuando comunicó públicamente su cese como parlamentario. Lo hacía apenas ocho horas antes de que el pleno de la Cámara Baja invistiera nuevamente a Rajoy como nuevo presidente del Gobierno merced a la abstención del PSOE, decisión con la que él no estaba de acuerdo.

Y ya ha dado su primer paso. Pedro Sánchez ha rediseñado la web sanchezcastejon.es/ y lanza una campaña: «Trabajemos juntos para recuperar y reconstruir el PSOE. Yo no fallaré a la cita y sé que tú tampoco. ¿Me acompañas?». Y a continuación, aparece un formulario para rellenar con los campos de nombre, apellidos, código postal y correo electrónico. Sánchez comienza a reclutar a su ejército, aunque la web se ha caído en varias ocasiones a lo largo del día. Ha sido a través de su cuenta de Twitter desde donde ha anunciado esta iniciativa.

En su intervención de este sábado, Pedro Sánchez reclamó a la Gestora que rige los destinos del PSOE desde que cesó como secretario general a principios de octubre tras la renuncia en bloque de más de la mitad de la comisión ejecutiva federal que convoque cuanto antes un congreso extraordinario para elegir a la nueva dirección del partido, dejando entrever que pretende optar nuevamente a la secretaría general. Previsiblemente en esa carrera se enfrentará al fin con Susana Díaz, líder de la federación socialista más importante -la andaluza- y gran artífice de su derrocamiento.

Autónomo y profesor

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid en 1995 y doctor en Economía y Empresa por la Camilo José Cela desde 2012, el currículo de Pedro Sánchez detalla que fue asesor en el Parlamento Europeo (1998), jefe de gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia durante la Guerra de Kosovo y director de Relaciones Internacionales en la OCU (2000). Como autónomo fue consultor de empresas extranjeras y, en 2008, comenzó a ejercer como profesor asociado en la Universidad en la que se doctoró, primero de Economía Española y Mundial y después de Estructura Económica e Historia del Pensamiento Económico.