El portavoz de la gestora socialista, Mario Jiménez, ha criticado la composición del nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy y lo ha tildado de poco dialogante. Una circunstancia que, tal como ha adelantado, podrá traer «serias dificultades» para la próxima legislatura y ante la que «el parlamento tendrá que tomar sus decisiones». «El gobierno se verá en una situación muy complicada», ha avanzado Jiménez en rueda de prensa en la sede socialista en Ferraz.

Jiménez ha asegurado que el presidente «no ha hecho un Gobierno para el diálogo», y ha lamentado la continuidad de algunos ministros, como Cristóbal Montoro en Hacienda, Iñigo Méndez de Vigo en Educación o Fátima Báñez en Empleo. «Siguen en el gobierno algunos de los ministros que más daño han hecho con su política y que peor actitud han tenido hacia el diálogo», ha denunciado.

El PSOE ve el discurso de investidura de Rajoy como ‘un brindis al sol’

Esto ha sido considerado por el portavoz de la gestora como un «primer gesto ante una Cámara en la que no tiene mayoría» que hace presagiar que «la vía del entendimiento va a ser muy difícil», a la vez que anticipa una legislatura «con serias dificultades para el Gobierno». En este sentido, ha señalado que «el discurso de investidura de Rajoy», en el que ofreció vías de diálogo, fue un «brindis al sol», y ha aprovechado para advertir de que, en caso de que no se produzca ese diálogo, «el Parlamento tendrá que tomar sus decisiones».

Jiménez ha justificado esta amenaza velada en lo que consideran una falta de renovación por parte de Rajoy, al que ha criticado por no dar respuesta a lo que considera un «cambio de realidad», con un Parlamento en el que no cuenta con mayoría absoluta. Con estas explicaciones, el PSOE intenta volver a posicionarse frente a los populares para marcar las distancias entre la abstención a la investidura de Rajoy y lo que será la próxima legislatura.

Podemos cree que con Montoro y De Guindos seguirá «la política de recortes»

A la crítica sobre la falta de regeneración se ha unido Podemos, que tampoco está conforme ni con los componentes del nuevo Ejecutivo ni con su presidente, Mariano Rajoy. La formación liderada por Pablo Iglesias ha definido el anuncio como «el Gobierno de la continuidad», a la vez que ha denunciado la falta de regeneración política en las carteras.

La repetición de Cristóbal Montoro en la cartera de Hacienda, y de Luis de Guindos en Economía, Competitividad e Industria ha sido vista como «un mensaje claro de que va a continuar a continuar la política de ajustes y recortes», según ha reconocido el diputado de la formación morada, Rafael Mayoral. El también secretario de Relaciones con la Sociedad Civil ha criticado que la novedad de la incorporación de Cospedal en la cartera de Defensa, un gesto que «no parece el mejor camino para profundizar en la regeneración del Gobierno».

C’s: «Con las maneras de antaño no tiene nada que hacer»

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, también ha valorado al equipo del Ejecutivo como «continuista», pero ha augurado una nueva etapa política, en la que se producirá un «desplazamiento del centro de gravedad hacia el parlamento», con un ritmo reformista «trepidante» y marcado, ha incidido, por las 150 reformas pactadas por el PP y Ciudadanos. El dirigente ha marcado distancias con el PP y ha señalado que «Rajoy no ha hecho ningún gesto específico de cara a Ciudadanos», pese a que tres de los dirigentes que negociaron con ellos los 150 acuerdos ocupan ahora algún ministerio.

Destaca la buena relación que hubo con Báñez, Nadal o Monserrat en la negociación de las reformas

El diputado sí ha destacado la buena relación que mantuvieron con estos tres interlocutores del PP con los que coincidieron en la mesa de negociación en agosto; unos perfiles con los que C’s trabajó «muy bien» y que son Fátima Báñez, que se mantiene en la cartera de Empleo, con Dolors Monserrat, en Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, y Álvaro Nadal, en Energía y Turismo. Sin embargo, el portavoz de la formación naranja no ha interpretado estos nombramientos como un guiño a su partido, puesto que cree «evidente» la falta de novedad en el Gobierno. «El gobierno no es la novedad sino de continuidad, y sería absurdo centrarse en eso», ha respondido a preguntas de los periodistas.

Desde Ciudadanos esperan una legislatura de diálogo, una condición imprescindible para que la legislatura siga en marcha, y ha advertido al PP de que «con las maneras de antaño no tienen nada que hacer», y ha incidido en su deseo de tener una «interlocución constante con todos los departamentos y con todos los ministros» para sacar adelante las «exigencias» del partido de Albert Rivera; entre ellas, ha señalado Girauta, las que primero se pondrán en marcha serán la eliminación de los aforamientos, la derogación de los indultos para los condenados por corrupción o violencia de género, un nuevo sistema de financiación de comunidades autónomas o la creación de una Subcomisión para el estudio de un Pacto por la Educación.