La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha ordenado el ingreso en prisión por un delito de terrorismo para 6 de los 8 detenidos este lunes como partícipes directos en la agresión a dos guardia civiles y sus parejas el pasado 15 de octubre en un bar de Alsasua (Navarra).

La juez explica que los encarcelados forman parte de un campaña promovida por Gestoras y que en la actualidad mantiene Bildu de “hostigamiento contra la Guardia Civil y sus familias” para provocarles “una sensación de continuo miedo e inseguridad” e impedirles llevar una vida normal.

Vida normal

La togada sostiene que los detenidos forman parte del movimiento Ospa que busca hacer difícil la vida de los agentes de la benémerita al impedirles hacer compras en comercios o pasar el tiempo libre con su parejas o “apuntar a sus hijos a actividades”. También tiene como fin aislarles socialmente, ya que los ciudadanos que entablan relaciones de amistad o de cortesía con los agentes pasan a ser objetivos de este movimiento, según la juez.

La magistrada les imputa un delito de terrorismo por haber insultado y golpeado en un bar a un teniente y un sargento de la Guardia civil cuando estaban acompañados por sus parejas. El teniente sufrió una rotura de un tobillo durante este altercado.

Los motivos del encarcelamiento

Lamela justifica su decisión de encarcelarles por el riesgo de fuga, la destrucción de pruebas y la reiteración delictiva. Por el contrario deja en libertad a dos mujeres que estuvieron en el bar, pero no golpearon a los agentes aunque les obliga a comparecer en el juzgado y les prohíbe salir del territorio nacional. La jueza interrogará el próximo miércoles a otras dos personas que se han presentado voluntariamente en el juzgado y llevará a cabo ruedas de reconocimiento.

Los seis arrestados que van a prisión son Jokin Unamuno, Iñaki Abad, Oihan Arnanz, Julen Goicoechea, Jon Ander Cob y Aritz Urdangarin, mientras que las dos mujeres detenidas junto a ellos, Edurne Martínez Arrese y Ainara Urquijo, han quedado en libertad con medidas cautelares.