La Audiencia Nacional ha dado la razón al concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata al catalogar su tuit sobre Irene Villa de «humor macabro» por lo que rechaza que el mismo sea un delito de humillación a las víctimas. El tribunal, sin embargo, rechaza imponer el pago de las costas a la Asociación Dignidad y Justicia que sentó en el banquillo al edil y al que reclamaba 20 meses de cárcel.

Los jueces analizan en su sentencia otros tuits publicados por Zapata en enero del 2011 además de el de Irene Villa en los que hace mención al holocausto judío y a Marta del Castillo. Y al analizar estos comentarios en su conjunto concluye que estos tuits «más que humillar a las víctimas del terrorismo» eran «debates a modos de chistes macabros».

Clave de humor

En la sentencia los jueces explican que en el comentario de Zapata: «Han tenido que cerrar el cementerio de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos» no se percibe «el ánimo injurioso o maltratador» por lo que no se puede tipificar como delito. Además, subrayan que el edil en la red social con sus comentarios recurre «a una similar clave de humor» aunque una de las personas que menciona sea víctima del terrorismo.

Por ello, sostiene que estos comentarios se produjeron en un debate sobre el humor que coincidió con otro sobre la libertad de expresión tras haber sido despedido el director de cine Nacho Vigalondo del diario el País tras haber hecho un comentario sobre el holocausto,

Reproche en otro plano

En la resolución, el tribunal rechaza entrar en el debate sobre los límites de la libertad de expresión «al no existir el presupuesto de ofensa a la dignidad» aunque sostiene que estos tuits «seguramente sean reprobables en otro plano, distinto a la legalidad penal».

El juez Santiago Pedraz archivó en tres ocasiones esta causa que fue reabierta por orden de la sala penal integrada por los jueces conservadores Enrique López y Concepción Espejel y con el voto contrario del progresista José Ricardo de Prada.

El fiscal no acusó al edil y este pidió perdón a Villa por su comentario y rechazó el terrorismo. Dignidad y Justicia mantuvo la acusación por entender que este tuit resultó ofensivo para todas las víctimas del terrorismo.