El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado este domingo que Podemos, tras la próxima Asamblea Estatal, será un partido «mucho más descentralizado». «Toca debatir los detalles, pero que tenemos que caminar en esa dirección creo que es un consenso de toda la organización», ha añadido.

Echenique, que ha dado comienzo este domingo en el centro cultural Kulturgunea de Ansoáin, en Navarra, la ruta ‘Atarse los cordones’, ha explicado que la estructura que se diseñó en el origen de Podemos era «muy centralizada». «En ese momento tenía todo el sentido del mundo básicamente porque Podemos existía fundamentalmente en Madrid y estaba empezando a construirse», ha apuntado.

Sin embargo, «después de casi tres años de vida, esa estructura centralizada tiene muchísimo menos sentido, hay una enorme potencia en el territorio» con diputados y concejales de Podemos en toda España y «los niveles autonómicos de la organización son muy potentes y tienen muchísima capacidad política», ha remarcado.

Esta reacción por parte del secretario de Organización llega días después de que la federación andaluza del partido morado, liderada por Teresa Rodríguez, decidiese convertirse en una rama autónoma dentro de la estructura de Podemos.

Encuestas

En declaraciones a los periodistas, el representante de la formación morada se ha referido también al barómetro de La Sexta según el cual, si ahora hubiera elecciones, Podemos se colocaría como segunda fuerza con el 26,1% de los votos, superando al PSOE, que obtendría un 19,9%.

Al respecto, Echenique ha afirmado que «hay que tomar las encuestas con gran cautela porque se han equivocado mucho», si bien, y según estas cifras, ha señalado que «todavía queda mucho camino por recorrer». «Para cambiar las cosas hay que gobernar y los números que da esa encuesta son insuficientes para un gobierno de cambio», ha añadido Echenique que ha recibido esta encuesta como un «llamamiento a seguir trabajando». «No nos vamos a conformar con ser segunda fuerza o con superar a nadie en las encuestas», ha insistido.

También ha comentado el barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) según el cual sólo el 6% de los votantes del PSOE cambiaría el voto a Podemos. Así, Pablo Echenique ha apostado por «seguir generando confianza en el electorado» y ha asumido la responsabilidad de su formación «a la hora de generar esa confianza» a través de «un buen trabajo en las instituciones», diseñando un «programa de país sólido y técnicamente solvente».