Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, da por descartado que la Audiencia Nacional atienda su petición de puesta en libertad antes de que la Audiencia de Palma dé a conocer la sentencia del caso Nóos, en el que el sindicato ha ejercido la acusación popular y cuya acción fue determinante para sentar en el banquillo de los acusados a la hermana del Rey.

Así se expresa Bernad en una carta enviada a Elindependiente.com desde la cárcel de Navalcarnero, donde permanece de forma preventiva desde su detención el pasado 18 de abril en el marco de la operación Nelson acusado de la presunta comisión de delitos de extorsión, amenazas y pertenencia a organización criminal.

«Yo creo que después de conocer la sentencia sobre la Infanta [Cristina] estaré en libertad», expone Bernad, que aprovecha el tiempo en prisión para redactar el escrito -él es licenciado en Derecho- con el que volverá a instar su excarcelación en caso de que se vuelva a denegar su última petición. Ya se ha solicitado cuatro veces, sin éxito hasta el momento.

Después de conocer la sentencia sobre la Infanta estaré en libertad», escribe desde prisión

El líder de Manos Limpias daba por hecho que el fallo del caso Nóos, en el que el colectivo de funcionarios ha pedido para la hermana del Rey una pena de ocho años de prisión como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos presuntamente por Iñaki Urdangarin en los años 2007 y 2008 a través de la sociedad que comparten al 50% (Aizoon), se conocería antes de diciembre. «Por supuesto espero [estar fuera de prisión] antes de Navidad», escribe.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

En su carta a este diario, fechada el 17 de noviembre, el secretario general de Manos Limpias sugiere que su puesta en libertad se produciría una vez dictada la sentencia que puede mandar a prisión a Urdangarin -dando por seguro que se conocería de manera inminente- y antes de las próximas fiestas. En este sentido, considera que la decisión que podría llevar al juez Santiago Pedraz a acordar la medida sería a partir de la segunda semana de diciembre, una vez tengan lugar las declaraciones de testigos fijadas para los días 8, 9 y 10 de este mes. «En modo alguno me van a incriminar», sostiene.

Con lo que no contaba Miguel Bernad es con la petición que la juez ponente del caso, Samantha Romero, hizo ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) para que se ampliara el plazo para redactar la sentencia dada la complejidad de la causa. El pasado 23 de noviembre, la Sala de Gobierno del TSJIB accedió por unanimidad, disponiendo ahora la magistrada hasta el mes de marzo para dar a conocer el fallo.

Bernad ya ha trasladado a su entorno que no recurrirá si absuelven a la hermana del Rey

Como ya publicó este diario el pasado 29 de septiembre, Manos Limpias tiene decidido no recurrir en caso de que la Audiencia de Palma absuelva a la infanta Cristina en el caso Nóos como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos presuntamente por su marido. Así lo ha trasladado el propio Bernad desde prisión a su círculo de máxima confianza.

El líder del colectivo de funcionarios, en preconcurso de acreedores por las deudas acumuladas y la inexistencia de ingresos desde que fue detenido el secretario general, insiste en que su detención fue una operación «diseñada por las cloacas del Estado, apoyándose en el hilo conductor de Ausbanc, para darle encaje penal retorciendo los hechos». «Después de más de 10 testificales no hay ninguna prueba contra mí», apostilla Bernad en la misiva, fechada el día anterior de ser operado para corregir el problema ocular que arrastra desde el pasado mes de mayo.

Intento de chantaje

El Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional investiga si Manos Limpias, de la mano de Ausbanc, intentó chantajear a la ex duquesa de Palma exigiendo tres millones de euros a cambio de retirar los cargos contra ella en el caso Nóos, donde ha ejercido la acusación popular.

Entre los imputados en la causa que instruye el juez Pedraz se encuentra también el líder de Ausbanc, Luis Pineda, acusado de estafa, fraude de subvenciones, extorsión, amenazas, pertenencia a organización criminal y administración desleal. Como Bernad, Pineda también se encuentra en prisión desde su detención a mediados de abril en el marco de la operación Nelson.