El juzgado número uno de Lorca ha pedido hoy al Tribunal Superior de Justicia de Murcia que investigue a su presidente regional, Pedro Antonio Sánchez, por los presuntos delitos de fraude contra la Administración pública, prevaricación continuada, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos en el llamado caso Auditorio, en el que se investiga la adjudicación, construcción y recepción de las obras del Teatro Auditorio de Puerto Lumbreras, financiado con seis millones de euros de subvención procedente de la Consejería de Cultura y que no llegó a ser acabado nunca. El Partido Popular, a través de su portavoz parlamentario, Rafael Hernando, ha denunciado que Sánchez está sufriendo un «acoso» en los tribunales por parte de algunos partidos políticos y ha apelado a su presunción de inocencia.

En un auto hecho público hoy, la titular del juzgado lorquino ha elevado una exposición razonada a la Sala de lo Civil y Penal del TSJ, en la que, tras un relato de los hechos que se recogen en el escrito del fiscal, considera que la actuación atribuible al presidente puede ser constitutiva de los citados cuatro delitos. En una rueda de prensa convocada esta misma mañana, Sánchez ha asegurado que «no va a dimitir» y se ha mostrado dispuesto a «colaborar» con la investigación. «Pudo haber un procedimiento, pero nada más», ha expresado el dirigente del PP, que ha reaccionado apenas una hora después de conocerse la decisión del juzgado de Lorca.

El juzgado de Lorca investiga la presunta adjudicación irregular de las obras de construcción del auditorio de Puerto Lumbreras en los años en que fue alcalde el actual presidente de la Comunidad, a raíz de una denuncia presentada en su día por la Fiscalía Superior de Murcia. Tras la recepción de esta exposición motivada, será ahora la Sala de lo Civil y Penal del TSJ la que decida sobre su admisión a trámite y, en caso afirmativo, designaría a uno de sus magistrados como instructor.

En ese caso, la primera diligencia sería la de dirigirse a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Murcia para que se pronuncie respecto a si la Sala es competente para juzgar a Sánchez y también a la Asamblea Regional para acreditar su condición de diputado de la cámara autonómica.

El «acoso de los tribunales»

En los pasillos del Congreso, Rafael Hernando, portavoz del PP, ha denunciado que el presidente de Murcia está sufriendo un «acoso» en los tribunales por parte de algunos partidos políticos, ha apelado a su presunción de inocencia y ha recordado que Sánchez todavía no está formalmente imputado por ningún delito por lo que, a su juicio, no es de aplicación el pacto del PP con Ciudadanos que obligaría a apartarle del cargo.

«Vamos a ver si todos somos capaces de respetar la presunción de inocencia», ha insistido el portavoz del PP, que ha denunciado que el presidente de Murcia lleva «bastante tiempo» sufriendo un «acoso en los tribunales» por parte de sus adversarios políticos que le ha llevado a ser imputado y desimputado en varias ocasiones.

Ha destacado que primero se le llamará a declarar y si los delitos tienen fundamento entonces se convertirá en investigado, no antes. «La imputación es una garantía procesal aunque algunos ya lo han convertido en una causa de culpabilidad. Reflexionemos sobre lo que está pasando y tomemos decisiones», ha remarcado.

Para Hernando no es necesario replantearse el acuerdo con Ciudadanos en materia de corrupción, pero ha insistido en que es necesario esperar a que Pedro Antonio Sánchez sea investigado formalmente, aunque desde las filas de Podemos Íñigo Errejón ha invitado a la formación de Albert Rivera a plantearse su acuerdo.