El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, presentará mañana las líneas básicas de la ponencia de Estatutos que se debatirá en el XVIII congreso en la que nada se dirá del voto directo de la militancia para la elección de su líder nacional. Las primarias, tal y como adelantó El Independiente, quedan fuera del modelo organizativo popular, al menos en los textos oficiales, que otra cosa son las enmiendas que se puedan presentar al respecto y que obligarán, al menos, a debatirlo en el seno de la comisión correspondiente. Es por ello que Génova negocia con las dos organizaciones que más abiertamente se han expresado a favor de la fórmula “una persona, un voto”, esto es, Madrid y Valencia.

Maillo quiere ofrecer fórmulas alternativas para que aparquen el voto directo

El propio Maillo está en contacto con ambas direcciones regionales “para convencerlas de que no hagan de esto una causa”, dado que es donde va a estar en buena medida centrado el interés del cónclave, que se celebrará los días 10, 11 y 12 de febrero próximo, informan fuentes de la dirección popular. Se trata de dos organizaciones lo suficientemente importantes como para que sus propuestas no se puedan ignorar.

Cifuentes, presidenta del XVIII Congreso

Tanto la presidenta de la Comunidad madrileña, Cristina Cifuentes, como la líder de los populares valencianos, Isabel Bonig, son firmes defensoras de las primarias y, de hecho, las quieren articular para sus propios congresos regionales. “Cristina se ha comprometido mucho al respecto”, resaltan en Madrid . No obstante, para Cifuentes es más fácil de soslayar el debate puesto que, en calidad de presidenta de la cita congresual, puede justificar que no debe tomar parte a favor de ninguna enmienda. Valencia lo tiene complicado, por lo que necesitará aferrarse a otra fórmula de participación de la militancia que vender a sus bases.

Más compromisarios, reducción de avales o ampliar el margen para las direcciones regionales, entre las opciones

En el texto que maneja Maillo, cuyos últimos retoques dará con el presidente del partido, Mariano Rajoy, hay distintas fórmulas para aumentar la participación de los militantes en la vida del partido, desde incrementar el número de compromisarios en los congresos, reducir los avales para la presentación de candidaturas alternativas –ahora son 100 avales de la militancia para poder hacer campaña y un 20 por ciento de compromisarios para que se vote en el congreso-, endurecer el régimen de incompatibilidades para que haya más gente para más cargos o dar algo más de margen de maniobra a las organizaciones regionales.

Lo cierto es que algunas direcciones regionales y provinciales ya han celebrado primarias e, incluso, congresos de corte asambleario. Dos ejemplos de lo uno y de lo otro son Baleares y Vitoria, lo que demuestra que Génova da cierta libertad de actuación a sus baronías territoriales.

Aguirre y Henríquez de Luna “son marginales” y con ellos “ni nos molestamos en negociar»

En cambio, “no tenemos intención alguna de negociar con Esperanza Aguirre ni con Íñigo Henríquez de Luna. Ni nos molestamos”, afirman tajantes las fuentes del PP consultadas en relación con la pretensión del portavoz adjunto popular en el Ayuntamiento de Madrid de exigir, por tercera vez, un sistema de voto directo. Los mismos medios consultados dicen con displicencia que éstos son “parte de la salsa, pero una parte muy pequeña” tanto, que los llegan a calificar de “marginales”.

Henríquez de Luna, que se despachó en El Independiente con unas duras declaraciones cuestionando la democracia interna en el PP, ya presentó una propuesta de primarias en el Congreso de Valencia de 2008 y en el de Sevilla de 2012, sin lograr que saliera adelante. Va a volver a intentarlo, confiado de que esta vez pueda tener más posibilidades puesto que ya no está solo en esa reivindicación que Génova intenta desactivar por todos los medios. Pero, salvo sorpresa, lo previsible es que se la vuelvan a echar abajo.

El cuartel general popular se afana estos días por hacer una demostración de democracia interna dando publicidad, por vez primera, al proceso de voto para elegir los 2.565 compromisarios, al que están convocados los más de 860.000 militantes del partido. Mañana se conocerán los resultados de participación.

“Mesas” electorales

Por vez primera Génova ha dado a conocer la fecha, hora y sitio en que los miembros de la dirección y barones del partido votan, y difundido imágenes de ese momento. Hoy, por ejemplo, lo hacen la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el vicesecretario de Comunicación,  Pablo Casado, y el secretario de Relaciones Internacionales, José Ramón García-Hernández.

La dirección popular reivindica su modelo de democracia delegada. “Esas son nuestras urnas”, aseveran.