Varios miembros del sector errejonista de Podemos Comunidad de Madrid han criticado este martes, a través de una carta publicada en redes sociales, que el Consejo autonómico Ciudadano «defienda un Podemos para todas y luego construyan con sus decisiones un Podemos excluyente y de parte».

De esta forma, los consejeros ciudadanos regionales Eduardo Montero, Esperanza Montero, Pablo Padilla, Leticia Sánchez, Eduardo González Rubiño y Tania Sánchez, han criticado la decisión del viernes por la tarde del Consejo regional de sustituir al errejonista José Manuel López por la anticapitalista Lorena Ruiz-Huerta en la Portavocía de Podemos en la Asamblea de Madrid.

En la misiva, aseguran que López ha hecho un trabajo «excelente» como portavoz parlamentario y tiene «una enorme talla personal y política». «Nos gustaría agradecerle su labor y pedirle que continúe luchando por el cambio político junto a nosotras desde la posición que decida sin presiones. Personas como él, procedentes de lugares de la sociedad civil, son imprescindibles si Podemos quiere llegar a ser algún día una fuerza de Gobierno», han añadido.

La ratificación del Grupo Parlamentario

Por eso, antes de que este miércoles el Grupo Parlamentario vote la ratificación de la sustitución de la Portavocía, ha solicitado a sus compañeros en el partido que «reflexionen sobre el fondo, la forma y el contexto de la decisión, y voten en conciencia». Según ha avanzado el ex portavoz, el resultado de la votación está muy ajustado y es probable el triunfo de las tesis de Ramón Espinar un mínimo margen de un voto (14-13).

Por último, los firmantes quieren insistir en su convicción de que «hace falta salir fortalecidos en la diversidad de Vistalegre II» y para ello necesitan «aceptar al Podemos plural que ya es una realidad, aunque en Madrid no se viera reflejado en los órganos de dirección, ni por desgracia, en los primeros pasos de la nueva dirección».

Esa diversidad sigue siendo patente. Este martes, Irene Montero lejos de tender puentes, ha alertado de actitudes «dañinas» y ha acusado a «algunos compañeros» de la «corriente de Errejón y de Tania Sánchez» de alimentar el «hostigamiento» a Pablo Iglesias, «voluntaria o involuntariamente». Según la portavoz en el Congreso, al acusar de «chantajista» al secretario general en los medios de comunicación «han conseguido continuar el hostigamiento» de las élites a Iglesias.

Montero ha defendido así su participación en la campaña en Twitter el pasado sábado, en la que varios dirigentes afines a Iglesias recordaban al secretario político «Íñigo, así no» después de que Errejón y otros miembros de su sector aseguraran que la destitución de López «no es el camino». Era necesario, a juicio de Montero, «hacer una llamada a la responsabilidad» y que se oyeran también las voces «que defienden a Pablo y a su proyecto».

Pablo Echenique, que también tomó parte en esa campaña contra Errejón, ha justificado su participación por «responsabilidad»: «Fue una decisión algo dura, no me sentí bien diciendo las verdades y por eso después le mandé un abrazo a Errejón, pero creo que hacía falta decirlas», ha asegurado.