El Gobierno de Siria y los grupos de la oposición armada han firmado una serie de acuerdos que incluyen, entre otras medidas, el inicio de un alto el fuego y la voluntad de reanudar las conversaciones de paz, según el presidente ruso, Vladimir Putin, aunque quedan fuera el Estado Islámico (ISIS) y Al Nusra.

Durante un encuentro con varios de sus ministros, Putin ha anunciado que «hace unas pocas horas» las dos partes firmaron tres documentos para tratar de avanzar en la resolución del conflicto sirio, iniciado en marzo de 2011, según recoge Europa Press de la agencia de noticias oficial Sputnik.

El primero de ellos contempla «un alto el fuego» en todo el territorio y el segundo incluye «una serie de medidas» para vigilar precisamente su cumplimiento. El tercer y último acuerdo recoge «la voluntad (de las partes) para iniciar negociaciones de paz». La agencia de noticias siria SANA ha informado de que el alto el fuego se aplicará a partir la próxima medianoche y ha advertido de que excluirá a grupos terroristas como Estado Islámico o el antiguo Frente al Nusra.