El embajador de España en Londres, Federico Trillo, ha afirmado en una entrevista en la cadena Cope que ya pidió «antes del verano» ser relevado de sus funciones en la capital británica para «volver a España al Consejo de Estado». Todos los grupos de la oposición habían pedido al PP la destitución del diplomático.

El ex ministro de Defensa, que ocupaba la cartera en el año 2003 cuando se estrelló en Turquía un Yak 42 en el que murieron 62 soldados españoles, considera que el informe sobre el incidente que ha sido publicado «no añade nada». Trillo considera que «las responsabilidades civiles ya estaban satisfechas».

Trillo ha afirmado que el informe ha sido filtrado «por los mismos de siempre, al mismo grupo de siempre y al mismo periodista de siempre», haciendo referencia al diario El País, que ha publicado el mencionado documento.

«Creo que se está tratando de hacer lo de siempre, confundir lo que ha dicho el Consejo de Estado con una especie de imputación al Gobierno del que formé parte de la culpa del accidente de la tragedia del Yak 42. Eso es rotundamente falso», ha sostenido Trillo rechazando toda responsabilidad.

Investigación

Los familiares de las víctimas del Yak 42 han pedido una reunión a la actual ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para pedirle que reabra la investigación del accidente en el que perdieron la vida 62 militares cuando regresaban de una misión en Afganistán en el 2003 “para que se sepa toda la verdad”. El Consejo de Estado dictaminó este martes que en este siniestro hubo responsabilidad de la administración, pero rechazó que estas familias perciban más compensaciones de las que ya han cobrado.

Miguel Ángel Sencianes, presidente de la asociación que reúne a las familias de los fallecidos, explicó a El Independiente que la reunión con la ministra no busca que “llore” con nosotros sino que les facilite pruebas para poder reabrir este caso que, en su opinión, aún está lleno de incógnitas. Este familiar, que perdió a su hermano en la tragedia, explica que quieren investigar, por ejemplo, el destino del dinero que debía haberse gastado en contratar los seguros del vuelo.

La Audiencia Nacional archivó este caso en mayo del 2012 al establecer que los seis mandos militares que estaban imputados, entre ellos el ex jefe del Estado Mayor de la Defensa, Antonio Moreno, no eran responsables de la tragedia porque “se limitaron a cumplir con la misión encomendada, pero no crearon el riesgo”. Sin embargo, los familiares pretenden que Cospedal les facilite nueva información para que esos mandos militares se sienten en el banquillo. “Mi hermano fue a esa misión por unos valores que nos rompieron y necesitamos que estos valores se restablezcan”, apostilla.

La titular de Defensa solicitó este miércoles comparecer de forma voluntaria ante la comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para informar acerca del dictamen del Consejo de Estado sobre el accidente del Yakolev 42, según fuentes de su departamento.