Política

Su regalo puede ser falso

logo
Su regalo puede ser falso
Camistetas oficiales del Real Madrid.

Camistetas oficiales del Real Madrid. EUROPA PRESS

Resumen:

Según la OCDE, el 5% de las mercancías importadas en la Unión Europea son productos falsificados.

En 2015, la Agencia Tributaria intervino casi 2,6 millones de productos falsificados en un total de 2.504 operaciones llevadas a cabo por el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales.

Los equipos y componentes electrónicos, las gafas, prendas de ropa, calzado y complementos y perfumería y cosmética lideran el ranking de productos incautados.

España en el segundo país europeo en pérdidas totales de ventas y de empleo. Además, es el país de la Unión Europea con mayores pérdidas de ventas en los sectores de cosmética y de bebidas alcohólicas y vino.

Muchos niños vestirán de Cristiano Ronaldo estos Reyes. El producto estrella de la tienda del Real Madrid durante el año, según los dependientes, ha disparado sus ventas durante las fechas navideñas. Niños y adultos quieren llevar el 7 del delantero blanco pero no todos están dispuestos a gastarse los 105 euros que cuesta la camiseta, aunque pertenezca a un galáctico, si encuentran una buena falsificación por 20 euros en la calle. Optan por la segunda opción sin importarles que no sea un producto oficial.

Lo mismo ocurre con los bolsos de la célebre firma de moda Michael Kors, a 15 euros en el top manta y a más de 100 en tienda. E igual sucede con perfumes, deportivas y cualquier artículo que se le pase por la cabeza. Según la OCDE, el 5% de las mercancías importadas en la Unión Europea son productos falsificados. “La gente está poco concienciada sobre las falsificaciones, no sabe lo que hay detrás, lo que supone para la economía, para los puestos de trabajo y para las mafias”, asegura José Antonio Moreno, director general de la Asociación para la Defensa de las Marcas (Andema). Por eso, en esta época de presentes, su rey favorito podría regalarle un artículo falso, y una copia, advierte Moreno, “no es buena compra, es renunciar a un producto por otro que no vale nada”.

En 2015, la Agencia Tributaria intervino casi 2,6 millones de productos falsificados en un total de 2.504 operaciones llevadas a cabo por el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales. De haber llegado al mercado, esta mercancía falsa habría alcanzado un valor de 129,9 millones de euros, según fuentes de este organismo. Si a estas cifras sumamos las operaciones que se llevan a cabo contra el top manta, los números se disparan, pero, ¿qué supone esta falsificación de productos?

Fuente: Report on EU customs enforcement of intellectual property rights

Informe de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea. Luis Sevillano

El impacto en la economía es el más directo, según el director general de Andema, tanto por la pérdida en ventas como en puestos de trabajo. Estudios realizados por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo) a través del Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual estiman en más de 48.000 millones de euros -el 7,4 % de las ventas- las pérdidas que se producen cada año en nueve sectores -cosmética y cuidado personal; moda, calzado y accesorios; artículos de deporte; juguetes; joyería; bolsos; industria discográfica; bebidas alcohólicas e industria farmacéutica-.

Según la OCDE, el 5% de las mercancías importadas en la UE son productos falsificados

Además, la Euipo suma otros 35.000 millones de euros anuales en el conjunto de la UE por los efectos indirectos de la falsificación y la piratería en esos sectores. “Hay consumidores que hacen que algunos negocios no puedan vender sus productos porque compiten con otros que son desleales”, denuncia el director de Andema. Concretamente en nuestro país, se estima una pérdida anual de más de 8.800 millones de euros y casi 100.000 puestos de trabajo.

Estas cifras sitúan a España en el segundo puesto en pérdidas totales de ventas y de empleo. Además, es el país de la Unión Europea con mayores pérdidas de ventas en los sectores de cosmética y de bebidas alcohólicas y vino, así como con mayores pérdidas de empleo en estos ámbitos, según el informe de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo).

Pero no hace falta salir a la calle ni buscar demasiado para encontrar estos “chollos”. El mundo globalizado en el que vivimos hace posible obtener cualquier producto de imitación a golpe de clic, y una de las plataformas más conocidas por sus réplicas es Aliexpress, aunque desde la compañía lo niegan rotundamente. La filial de Alibaba cuenta con más de 200.000 vendedores que ofrecen más de 100 millones de productos a un precio muy bajo.

Entre ellos se pueden encontrar artículos originales y “réplicas”, si bien es cierto que durante los últimos meses se ha reducido el número de imitaciones de la plataforma por su “compromiso con la protección de los derechos de propiedad intelectual”, en palabras de su portavoz y responsable de Marketing, Pello Zuñiga. Pero más o menos ocultas, se puede acceder a las réplicas, y blogs de compradores como Alixblog -ajeno a Aliexpress- muestran cómo diferenciarlas de los productos originales.

Comparativa de distintas deportivas originales, réplicas y de marcas chinas extraída de la web Alixblog.com

Comparativa de distintas deportivas originales, réplicas y de marcas chinas extraída de la web Alixblog.com

Nuestro país es un mercado clave para AliExpress, que se ha convertido en “una de las plataformas de venta online preferida por los españoles”, según Zuñiga, quien señala los productos de moda y accesorios, tecnología, deportes, hogar (especialmente los accesorios de cocina) e incluso los vestidos de novia como los productos más populares entre los usuarios españoles.

Precisamente China, donde se asienta la compañía, es el principal país de origen de los productos falsificados (41,08%), seguido de Montenegro (17,65%), Hong Kong (9,13%) y Malasia (8,66%), según el informe de la Comisión Europea sobre la aplicación de los derechos de Propiedad Intelectual. Si bien las copias son “menos burdas” que hace unos años, como admite el director de Andema, “la calidad de los materiales no puede ser igual nunca”.

Los productos que más se falsifican

En la era de la tecnología, la electrónica cobra un gran protagonismo. También en el mercado negro. En 2015 se intervinieron en España más de 603.000 equipos y componentes electrónicos falsificados (un 23% del total), según datos de la Agencia Tributaria. Junto a ellos, las gafas (15,3%), prendas de ropa, calzado y complementos (13,6%) y perfumería y cosmética lideran el ranking de productos incautados.

El 23% de los productos incautados en España en 2015 fueron equipos y componentes electrónicos

Aunque el motivo principal a la hora de adquirir estos bienes es su precio, la mejora de las imitaciones no compensa su compra. No sólo por el perjuicio económico, sino porque, en ocasiones, pueden suponer un riesgo para la salud por la ausencia de controles. “Los más peligrosos son los medicamentos, los cosméticos y los juguetes porque no han pasado un control de calidad. También los accesorios para coches o aviones. Otros como la ropa, pueden ser menos peligrosos pero al no pasar ese control las fibras pueden ocasionar reacciones en la piel”. Por este motivo, no se pueden donar los artículos incautados. “Hay que destruirlos”, recalcan en la Agencia Tributaria.

Además de colaborar con las fuerzas de seguridad para luchar contra las falsificaciones, Andema lleva a cabo campañas de concienciación para que la sociedad conozca las consecuencias de comprar un producto falso. En estas fechas navideñas donde priman los regalos, Andema recomienda “no caer en el consumismo” ni dejarse llevar por los precios bajos, porque como reza su campaña: “Lo que es auténtico es eterno”.