El PP de Madrid, cuya gestora dirige Cristina Cifuentes, prevé aprobar hoy una enmienda a los estatutos del partido que reclamará la elección directa de su líder por los militantes y se llevará al congreso nacional de los populares, según fuentes de la formación.

El consejero de Presidencia de la Comunidad y portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, será el encargado de defender esta propuesta que, en principio, se registrará en Génova el viernes -el plazo de presentación de enmiendas acaba el próximo lunes-.

El equipo de Cristina Cifuentes busca dar una vuelta de tuerca a la ponencia de Fernando Martínez-Maillo, que considera ya un paso muy importante por apostar por la elección en segunda vuelta, pero que cree aún insuficiente, y defiende que se cumpla la premisa de «un militante, un voto» en todas las fases del proceso para elegir al presidente nacional y a los regionales.

Es una elección directa del presidente, no unas primarias»

Garrido, que en un encuentro con periodistas esta semana insistió en llamar a esta fórmula «elección directa del presidente» y no «primarias», recordó que hay otra organización territorial importante, la valenciana, que también apuesta por que sean los militantes, y no los compromisarios, los que tengan la última palabra.

Para salir adelante, la modificación que propondrá el PP madrileño necesitaría el apoyo mayoritario de los compromisarios en el congreso -ya que todos ellos, 3.128, pueden votar la ponencia de estatutos, que se debatirá directamente en el plenario-.

En su propuesta, el PP regional respetará la primera fase tal y como la ha redactado el equipo de Maillo, pero pedirá cambios respecto a la segunda vuelta. Cristina Cifuentes y su equipo pretenden que los candidatos que superen la primera vuelta defiendan sus programas y presenten al equipo que les acompañaría en el primer día del congreso.

En la segunda jornada del cónclave se produciría la segunda votación por parte de todos los militantes, y resultaría ganador quien obtuviera el mayor número de votos.