Era un debate llamado a reavivar viejos enfrentamientos. Y lo ha hecho. Se producía este mediodía en la Casa de Juntas de Gernika, donde el parlamento vizcaíno celebraba su pleno mensual. En el orden del día, una iniciativa de EH Bildu para instar a la Diputación foral a reclamar que revertiera la titularidad de un edificio de su propiedad cedido en 1929 al Estado para la ubicación de un cuartel de la Guardia Civil. El inmueble, denominado ‘El Olimpo’ se encuentra en pleno corazón de Bilbao, al otro margen de la Ría a su paso frente al Museo Guggenheim. Conocido como cuartel de ‘La Salve’, desde la izquierda abertzale se ha denunciado que en él se ha sucedido algunos episodios de “torturas” y que la pervivencia de “fuerzas de ocupación” como la Guardia Civil en el nuevo tiempo que vive Euskadi no hacen sino “militarizar” aún más a la sociedad vasca.

La intervención de su portavoz, Onintze Oleaga, que en ningún momento se ha referido a la violencia de ETA, ha recibido una dura réplica desde las filas del PSE. El veterano parlamentario vizcaíno Josu Montalban le ha acusado de haber contribuido a esa “militarización” al formar parte de una formación que respaldó a “ETA militar”. “Sí, sí, usted”, le ha interpelado directamente. Tras la llamada al orden de la presidenta, Montalbán ha pedido disculpas pero le ha recordado que un día desde ese mismo cuartel le citaron. “Lo recuerdo muy bien, era el cumpleaños de mi nieto. Una mañana soleada. No me recibieron los dioses del Olimpo precisamente sino un señor de verde que me enseñó tres listas (de objetivos de ETA) y aparecía en las tres. Desde entonces viví escoltado”, ha asegurado.

Ha sido el momento más tenso de un debate que comenzaba con la intervención de la parlamentaria de la coalición radical quien ha argumentado que su petición sólo buscaba ahorrar a la Diputación los costes que en concepto de alquiler de inmuebles asume anualmente. Sin embargo, ha centrado toda su alocución en denunciar la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el País Vasco y en el “incumplimiento del Estatuto” que supone que se impida que cuerpos como la Ertzaintza asuman integralmente sus funciones en puertos, aduanas y lucha antiterrorista. “Si queremos avanzar en la paz hay que sacar a los militares”, ha señalado, “somos la zona más militarizada de Europa”. Ha añadido que además en ese cuartel se cometieron “miles de torturas” según algunos informes que ha citado, “los tiempos han cambiado y no necesitamos más policías”.

En su intervención Oleaga ha replicado que si algunos sufrieron con la acción de ETA “yo sé lo que es sentir el miedo en una consulta con tus hijas de 2 y 5 años, una consulta en la que en el pasado fue asesinado el médico”, ha afirmado en referencia al asesinato del dirigente de HB, Santiago Brouard, pediatra de profesión, a manos de los GAL en 1984.

“Buscaba agitar aguas tranquilizadas”

El portavoz del PSE le ha recriminado que llevara ese debate a la Cámara, “un debate estéril” que ha considerado que además de no ser necesario iba acompañado de otras intenciones; “agitar aguas tranquilizadas”. Ha recordado que el inmueble “El Olimpo’ fue cedido al estado en 1925 para la instalación de un cuartel y que años después se formalizó en un contrato bajo la condición que sólo una modificación de ese uso justificaría la reversión del edificio a la Diputación.

Montalban le ha reprochado que se refiera al País Vasco como una zona militarizada y lo haga sin referirse a la violencia de ETA, “quizá lo era pero porque las circunstancias las que lo pedían, estaba militarizada por ETA militar”, ha asegurado, “a la que usted pertenecía, sí, usted, sí”, le ha acusado señalándole con las gafas. En ese momento, y ante la queja de la parlamentaria de Bildu, la presidenta de la Cámara le ha pedido que reconsidere sus palabras. En el siguiente turno Montalbán se ha disculpado. También le ha recordado que tanto él como “otros muchos, incluso más que yo” saben lo que es vivir con miedo a consecuencia de la amenaza de ETA, “ha sido ETA la que ha más ha torturado a esta sociedad, no niego que haya habido guardias civiles que hayan torturado, pero ETA es la que más ha torturado a esta sociedad”.

Ha recordado cómo un día fue citado en ‘La Salve’ y desde entonces, hasta hace pocos años, vivió escoltado por agentes de la Guardia Civil, “y menos mal”. Agentes, ha señalado, “a los que conocí y descubrí que además de guardias civiles sobre todo eran personas”.

El PP ve la “estrategia» similar a la de Alsasua

También desde el PP se ha criticado a EH Bildu la presentación de la iniciativa. Su portavoz, Javier Ruiz ha denunciado que “la intención es otra” que nada tiene que ver con la reversión del inmueble aducida. Ruiz ha asegurado que de nuevo la izquierda abertzale planteaba su petición de expulsar a la Guardia Civil del País Vasco. Ha englobado la propuesta dentro de la estrategia “del Alde Hemendik” que contra la Benemérita se está proponiendo, según el apoderado del PP, y que ha quedado en evidencia en episodios como los de Alsasua. Ha defendido la “legitimidad absoluta” de la presencia de la Guardia Civil en el País Vasco y a la que ha agradecido su labor, que junto con las del resto de cuerpos policiales, incluida la Ertzaintza, han contribuido a acabar con ETA y a “consolidar la paz”.

Por su parte desde el PNV se han limitado a asegurar que la reversión del inmueble es imposible si la Guardia Civil no decide abandonar el cuartel, ya que tiene derecho a ocuparlo. Ha instado a Bildu a hacer propuestas “de otro tipo” en clave de presencia policial en el País Vasco en el ámbito donde corresponde, como el Parlamento Vasco, “y allí hablaremos de todo”. Desde Podemos se ha apelado a la necesidad de no hacer “trampas” a la hora de condenar “las violencias” y a hacerlo contra “todo tipo de violencias”. Han apelado a que se comiencen a dar forma a una propuesta que analice qué usos se podría dar a ese inmueble cuando pueda ser revertido de nuevo a la Diputación de Vizcaya. En este sentido se ha propuesto la posibilidad de hacer “un museo de la memoria” o referido a las “abusos policiales” o “a las violencias”.

Bildu apoya al PP en la condena de incidentes en la UPV

En el pleno también se ha aprobado una iniciativa del PP, con el apoyo de EH Bildu, en la que se condenaban los hechos violentos ocurridos el pasado 24 de noviembre en el Campus dela Universidad del País Vasco en Leioa (Vizcaya) durante la jornada de elección de la nueva rectora de la UPV. En ellos, grupos violentos provocaron graves incidentes que provocaron heridas a dos agentes de la Ertzaintza y a un periodista. Todos los grupos han condenado lo sucedido, incluida la izquierda abertzale, quien en boca de su portavoz, Arantza Urkaregi, profesora de la Universidad vasca desde hace 40 años, ha dado un apoyo “crítico” a la iniciativa apelado a no repetir hechos violentos como esos pero a ser “más radicales” en la protesta estudiantil pero mediante el empleo de vías pacíficas y democráticas.