El ex ministro de Defensa José Bono ha respondido al requerimiento de la nueva titular del departamento, María Dolores de Cospedal, con dos papeles que «no aportan ninguna novedad», según ha podido saber El Independiente de fuentes gubernamentales. Cospedal exigió vía burofax a Bono los papeles que él mismo aseguró tener sobre el terrible accidente que costó la vida a 62 militares en 2003, tras estrellarse su avión, un Yakolev, en Turquía.

Uno de los dos papeles «carece de importancia», mientras que el otro es un documento que ya manejó en su momento el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, que investigó los hechos, por lo que no contribuye a aclarar ninguna de las cuestiones aún pendientes, esto es, la contratación y el seguro de aquellos vuelos en unos obsoletos aparatos.

La ministra reclamó vía burofax todos los documentos que Bono decía tener

La ministra se comprometió con los representantes de la víctimas del Yak, con los que se reunió recientemente, a investigar las «lagunas» de aquel caso. No obstante, les advirtió de que, si en este tiempo, y con dos ministros socialistas entre medias, Bono y Carme Chacón, nada nuevo se había encontrado, era poco menos imposible que lo hallaran ahora. Pero el castellanomanchego ha venido insinuando, e incluso, afirmando abiertamente, que manejaba documentación que, presuntamente, había sacado del Ministerio, que es la que le ha reclamado Cospedal, obteniendo dos papeles que no ayudan a clarificar nada.

Cospedal trasladará los resultados de su investigación a los representantes de las víctimas, en un cambio de estrategia que éstas le han agradecido mucho y que supone una enmienda a la totalidad a la que desarrolló en su día Federico Trillo.

Trillo está hoy apartado de la política tras ser forzado a dejar por la vía rápida la embajada de España en Londres al conocerse el contenido de un informe del Consejo de Estado que reconocía la responsabilidad patrimonial del Estado por no supervisar las condiciones de vuelo de las tropas, independientemente de que se tratara de un vuelo contratado por la OTAN.