La Policía de la provincia de Quebec ha elevado este lunes a seis los muertos en el tiroteo registrado a última hora del domingo en una mezquita de la capital provincial, Quebec.

Las autoridades han agregado que un total de ocho personas han resultado heridas, confirmando el arresto de dos personas y resaltando que considera lo sucedido como «un acto terrorista», según las informaciones recogidas por la cadena de televisión local CBC.

Poco antes, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, tildó de «atentado terrorista dirigido contra los musulmanes» el tiroteo en la mezquita. En su comunicado, Trudeau indicó que «mientras las autoridades investigan y se confirman los detalles, es descorazonador ver esta violencia sin sentido»

«La diversidad es nuestra fortaleza, y la tolerancia religiosa es un valor que nosotros, como canadienses, valoramos profundamente», agregó.

Así, manifestó que «los canadienses musulmanes son una parte importante de la fábrica nacional, y estos actos sin sentido no tienen lugar en nuestras comunidades, ciudades y país».

Minutos antes, el primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, ha hablado también de «acto terrorista» tras el tiroteo.

La Policía de Quebec ha asegurado que la situación está «bajo control» tras el tiroteo, recalcando que «el lugar ha sido asegurado y los ocupantes han sido evacuados».

La Policía ha establecido un perímetro de seguridad alrededor de la mezquita y centro cultural islámico, ubicada en el barrio de Sainte-Foy. En el interior de la mezquita se encontraban decenas de personas en el momento del tiroteo.