El presidente del Gobierno murciano, Pedro Antonio Sánchez, ha pedido a su abogado que no recurra el auto del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJMU) sobre el caso Auditorio con el fin de que «todo vaya lo más rápido posible».

«Me interesa que la verdad se sepa cuanto antes», ha declarado Sánchez al ser preguntado por el auto en el que la Sala Civil y Penal del TSJMU se declara competente para la instrucción y, en su caso, el enjuiciamiento del caso ‘Auditorio’ por los presuntos delitos de prevaricación continuada, fraude contra la Administración Pública, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos.

«Si a alguien se le acaba el tiempo no es al PP y algunos saben que les queda poco tiempo en la política», ha señalado en un contacto con los medios de comunicación en Ricote (Murcia), donde ha presentado la campaña de divulgación de la Ley de Patrimonio Arbóreo Monumental de la Región de Murcia acompañado por los diputados del Grupo Parlamentario Popular.

Ha celebrado que, con la decisión tomada este jueves por la Sala de lo Civil y Penal, se le va a brindar la oportunidad de dar explicaciones porque ha recordado que se le «negó» con anterioridad. Así, considera que esto es una «oportunidad» para «dar la cara». Asimismo, ha afirmado que todo esto es una cuestión absolutamente administrativa en la que se investiga si se justificó bien esa subvención. No obstante, ha subrayado que las cosas se hicieron «bien» aunque «la última palabra la tiene la Justicia».

Sin embargo, ha insistido en que se trata de una cuestión absolutamente administrativa, al ser preguntado por si dimitirá en virtud del acuerdo de gobernabilidad y regeneración democrática que firmó con Ciudadanos al principio de legislatura en el que se comprometía a separar de inmediato de cualquier cargo, público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial.