El juez José de la Mata investiga un supuesto blanqueo de capitales de 9 millones de euros de Jordi Pujol Ferrusola en Croacia. El togado ha pedido a la Agencia Tributaria que analice la sociedad que recibió este capital del primogénito del ex president de la Generalitat, de su ex mujer, Mercè Gironés y de otras cuatro personas para averiguar además si han declarado en España la plusvalías que obtuvieron con esta sociedad.

El magistrado explica que Pujol Ferrusola, su ex mujer, Luis Badia, Maria Cinta Itarte y José María Huguet compraron en febrero del 2009 la sociedad Kvadrat Grandja que estaba relacionada con la mercantil Kvadrat Doo (“que es otra sociedad instrumental croata”).  Badia e Iriarte realizaron cuatro aportaciones de capital de 710.000 euros de los que solo 210.00 euros procedían de España. Además, se comprometieron a aportar un millón de euros de los que “únicamente habrían recibido devoluciones de 632.000 euros”.

También consta que Mateu ordenó una transferencia de 710.000 euros “como préstamo de socio a la mercantil” cuando aún no era socia y asimismo figuraba como prestamista de la mercantil por un importe de un millón de euros. Además, esta sociedad croata recibió aportaciones de la sociedad Ángel Business por importe de 1,6 millones de euros y 1,7 millones de euros.

Movimientos con Andorra

El togado subraya que esta sociedad “que no es socia de Kvadrat Grandja es quien más dinero aporta, existiendo elementos que permiten vincular a esta mercantil con Francesc Robert” que es socio de Pujol Jr. Además, el magistrado revela que existen movimientos financieros en estas sociedades y las cuentas de Pujol Ferrusola en Andorra.

Por ello, pide a Hacienda que “analice en su integridad la sociedad” bajo sospecha “y sus relaciones con los investigados en este proceso”. Esta decisión del juez se acordó el pasado 1 de febrero. Paralelamente, el juez ha reactivado la investigación contra el benjamín de los Pujol, Oleguer Pujol, al que interrogó el pasado mes de enero y al que le quitó el pasaporte y le prohibió salir del territorio nacional al cursar varias comisiones rogatorias en relación a sus pelotazos inmobiliarios con el Banco Santander.