Un juzgado de Sevilla ha autorizado la entrega de la casa natal del pintor Velázquez al Banco Popular en dación en pago para saldar la deuda hipotecaria que mantiene con esta entidad financiera una empresa de Victorio y Lucchino en fase de liquidación tras haber sido declarada en concurso voluntario de acreedores en enero de 2013 ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos.

En un auto fechado este martes, al que ha tenido acceso El Independiente, el titular del Juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla accede a la petición que formalizó el 7 de marzo de 2016 la administradora concursal -dirigida por la firma Deloitte Legal- y ha autorizado la venta de dos inmuebles de los que es propietario V&L Costura, Diseño y Moda SA, una de las dos empresas concursadas que estaban controladas por los diseñadores andaluces. Ésta sumaban un pasivo cercano a los 10 millones de euros.

Se trata de la casa en la que nació en 1599 Diego de Silva y Velázquez -ubicada en el número 4 de la sevillana calle Padre Luis María Llop, muy próxima a la iglesia donde el pintor se bautizó el domingo 6 de junio de dicho año (la parroquia de San Pedro) y donde los modistos han tenido su estudio-taller durante las últimas tres décadas- y un anexo ubicado en el número 12 de la calle Sales y Ferré. La deuda hipotecaria de ambas fincas supera los 1.250.000 euros, según las fuentes consultadas por este periódico.

Placa que acredita que fue en esta casa sevillana fue donde nació el pintor.

El 28 de enero de 2013, el Juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla declaró en concurso voluntario de acreedores a V&L Costura, Diseño y Moda SA y a Patrimonio de Moda SL, dos de las compañías con las que operaban José Luis Medina del Corral (Lucchino) y José Víctor Rodríguez Caro (Victorio). Las empresas solicitaron el auxilio judicial debido a los «momentos de dificultad económica» que sufrían como consecuencia de la «profunda crisis» y con la confianza de poder diseñar un plan de viabilidad que les permitiera continuar con la actividad, lo que finalmente no ha sido posible: el concurso ha terminado en liquidación.

En el auto, facilitado a este periódico por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el magistrado Eduardo Gómez no sólo da luz verde a la dación en pago de la casa natal de Velázquez a favor del Banco Popular sino que también ordena la cancelación de todas las cargas registrales que pesaban sobre estas fincas a instancia de otros acreedores antes de que la sociedad titular del activo entrara en concurso. Concretamente, se trata de Golden y Desarrollos SL, Chav SA, Difusión Velilla SL, Nin de Selezione SL, la Agencia Tributaria, la Tesorería General de la Seguridad Social y María de Gracia Hinojo Najas.

En paralelo, la administración concursal negociaba con el Banco Sabadell la posible entrega en dación en pago de otras fincas de las que las empresas concursadas eran propietarias en la cercana calle Boteros, antes de pedir la preceptiva autorización al juez.

Este trámite ya no será necesario, puesto que el Juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla ha dictado este mismo martes otro auto en el que aprueba el plan de liquidación de los bienes de las sociedades que había presentado la administradora concursal. Contra esa propuesta tan sólo había formulado observaciones el BBVA, si bien posteriormente esta entidad renunció a que se modificara al haber transmitido los créditos hipotecarios reconocidos como privilegiados.

Los diseñadores andaluces acumularon deudas por casi 10 millones de euros y perdieron su marca

Victorio&Lucchino había perdido ya el emblemático local que tenía en la céntrica Plaza Nueva de Sevilla -vendido por más de dos millones de euros- y la marca que le habían dado fama internacional. Como informó Abc, la enseña fue adjudicada a la firma toledana Six Valves por una cantidad cercana a los 400.000 euros.

Con estas dos resoluciones judiciales, la liquidación de los bienes de V&L Costura, Diseño y Moda y de Patrimonio de Moda entra en su recta final, mientras Victorio y Lucchino trata de reiniciar su actividad a través de una nueva sociedad.

Según la información que consta en el Registro Mercantil, José Luis Medina del Corral figura como administrador único de una nueva sociedad -llamada Barocasi SL- que comenzó sus operaciones el pasado 25 de noviembre y que tiene por objeto «la tenencia y explotación de activos inmobiliarios y mobiliarios» y «otras actividades de consultoría de gestión empresarial». Tiene su sede en el número 5 de la sevillana calle Álvarez Quintero, relativamente cercana a su anterior emplazamiento.

Nueva empresa

Bajo el nombre comercial de Victorio&Lucchino Interiors, los diseñadores andaluces gestionan una tienda de decoración en pleno barrio Salamanca de Madrid -concretamente en el número 54 de la calle Claudio Coello- y disponen de un taller en la sevillana plaza del Cristo de Burgos, donde siguen diseñando y confeccionando trajes de novia y novio. También comercializan diversas fragancias y aguas.

V&L Costura, Diseño y Moda figura entre las empresas con deudas pendientes con la Agencia Tributaria, según el listado que el organismo dependiente del Ministerio de Economía difundió a finales del pasado mes de junio. En concreto, esta compañía de Victorio y Lucchino adeudaba al erario 2.657.954,35 euros.