La titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, ha rechazado acusar a los ex presidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán en la pieza de los cursos de formación relativa al ex consejero Ángel Ojeda, en la que se investiga el uso de 33,3 millones por parte de sus empresas tras el cierre en 2007 de la factoría que la multinacional estadounidense Delphi tenía en Puerto Real (Cádiz).

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, la magistrada rechaza la petición de la Asociación de Trabajadores de Delphi de incluir a los expresidentes en la investigación judicial, a lo que también se había opuesto ya la Fiscalía Anticorrupción.

La juez explica que esta causa no aborda «un supuesto engaño de representantes de la Administración andaluza» a los trabajadores de Delphi con ofertas de puestos de trabajo, y recuerda que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha analizado la naturaleza de los acuerdos con los representantes de los trabajadores en este ámbito. Núñez Bolaños ha llamado ya al procedimiento en calidad de investigados (antes imputados) a los ex consejeros de Empleo de la Junta de Andalucía Antonio Fernández y Manuel Recio.