El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, habría intentado lavar su imagen en las redes sociales cuando aspiraba a la presidencia regional. Para ello, el entonces consejero de Educación pretendía usar dinero público, según unas grabaciones que ha desclasificado el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, que instruye el caso Púnica, a las que ha tenido acceso la Cadena Ser.

Dichas grabaciones, en las que intervienen el conseguidor Alejandro de Pedro, su socio José Antonio Alonso Conesa, los empleados de ambos y técnicos y jefes de gabinete de distintas consejerías en Murcia, corroboran la existencia de cuatro reuniones entre junio y octubre del 2014 en las que participó Pedro Antonio Sánchez y el interés de éste por llegar a un acuerdo para lavar su imagen.

Los servicios acordados por Pedro Antonio Sánchez iban a ser financiados por la Consejería de Educación

Estos servicios, que en un principio financiaría la propia Consejería de Educación que dirigía Sánchez, finalmente no se llevaron a cabo porque seis días después de alcanzar el acuerdo estalló la operación y el juez Velasco ordenó las detenciones. Pese a no haberse consumado el cohecho, sigue existiendo delito, según el magistrado, que pedirá al TSJM su imputación en la trama Púnica ante la negativa de la Fiscalía Anticorrupción, que considera que al no formalizarse los contratos, no hubo perjuicio para las arcas públicas.

Por otro lado, este lunes declaran tres peritos ante el magistrado instructor del caso Auditorio, por el que sí está imputado el presidente de Murcia. Éstos son los encargados de realizar los informes económicos sobre el proyecto constructivo del auditorio de Puerto Lumbreras y ratificarán los documentos en los que defienden -entre otras cuestiones- que la actuación del entonces alcalde de la localidad fue totalmente ajustada a la ley.

Fin del plazo para dimitir

El plazo límite que estableció Ciudadanos para que el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, dimitiera por el caso Auditorio llega hoy a su fin con un panorama complejo para la comunidad. Este lunes, la mesa de la asamblea regional ha admitido a trámite la moción de censura presentada el pasado viernes por el PSOE, que quiso adelantarse la formación naranja ante el anuncio de su portavoz, Miguel Sánchez, de impulsar esta medida por su cuenta.

La mesa de la asamblea regional ha admitido a trámite la moción de censura del PSOE

Para que esta moción pueda prosperar necesita el apoyo de los tres partidos de la oposición para sumar mayoría, algo que se prevé complicado teniendo en cuenta que cada uno se encuentra enrocado en posiciones diferentes. Mientras el PSOE pretende crear un gobierno de minorías encabezado por el portavoz socialista, Rafael González Tovar, Ciudadanos sólo valora la opción de ir a las urnas si el presidente popular termina la jornada de este lunes en el cargo.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha insistido este lunes en que su partido “intentará convencer” a los socialistas de que la “salida más lógica a la crisis institucional provocada por el PP en Murcia son las urnas”. Sólo con este objeto, ha insistido, se sumarían a la medida impulsada por el PSOE.

Por su parte, la Ejecutiva nacional de Ciudadanos aprobará este lunes la presentación de una moción de censura “instrumental” y que “decidan los ciudadanos”. No obstante, para poder presentarla, la formación necesita otros tres escaños de PSOE o Podemos, que no están dispuestos a ceder. Este miércoles, a las 12.00 horas, acaba el plazo de presentación de mociones alternativas. En el caso de que Ciudadanos consiga los tres escaños de otra formación para poder presentarla, la Junta de Portavoces ordenará el debate.

El Partido Popular ha insistido esta mañana en que su único plan se llama Pedro Antonio Sánchez, por lo que, de momento, no tiene en mente presentar una moción alternativa a la del PSOE. Así apela “al sentido común” de Ciudadanos, le tiende la mano “a seguir trabajando por Murcia” y le pide que espere a que hable la Justicia. “A la Justicia no le podemos poner plazos”, ha manifestado el portavoz del PP en Murcia, Víctor Martínez, quien opina que la formación naranja tiene dos opciones, “esperar a la resolución del caso Auditorio o hacer presidente a Rafael González Tovar, el político menos votado y querido de la Región de Murcia”.