La ex ministra socialista de Defensa Carme Chacón ha sido hallada muerta en su cama este domingo a los 46 años en su domicilio de Madrid, según han confirmado a El Independiente fuentes familiares. Su ausencia en una cita con amigos este domingo dio la voz de alarma entre sus familiares, que se desplazaron al portal de su vivienda. Allí avisaron a los servicios de emergencia sobre las 19,30 horas. Agentes de la Policía Municipal y Bomberos del Ayuntamiento de Madrid se personaron en el lugar para proceder a la apertura de puerta del domicilio, ubicado en la calle Viriato. Facultativos del Summa-112 confirmaron el fallecimiento, que se había producido horas antes. La exministra padecía del corazón desde hacía tiempo. Poco después de las nueve de la noche, el juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense para realizar una autopsia.

Chacón padecía una cardiopatía congénita llamada transposición de los grandes vasos. Esa enfermedad no le impidió cumplir grandes retos en política y anhelos personales como tener un hijo, aunque ha podido truncar una carrera que aún se presentaba prometedora. «En teoría no podía ser madre. Tengo 35 pulsaciones por minuto, el corazón al revés, un bloqueo auricular y ventricular completo. Desde muy niña me advirtieron que debería llevar un marcapasos y una vida muy tranquila», explicó en una entrevista en La Vanguardia.

Ejercía en un bufete de abogados pero mantenía su compromiso con el PSOE

Chacón, una política «con sentido de estado» -como ha destacado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy- trabajaba en el bufete de abogados Ramón y Cajal como socia of counsel del departamento de derecho público en su oficina de Madrid. No obstante, mantenía intacta su pasión por la actividad política y seguía comprometida con el PSOE. Así lo demostró el pasado 26 de marzo cuando acudió a la presentación de la candidatura de Susana Díaz a las primarias del PSOE. Su cercanía a la presidenta andaluza le habría dado un papel preponderante a la hora de afrontar el conflicto catalán en el caso de que Díaz ganase las primarias. Su último acto público fue el pasado 28 de marzo, en el homenaje celebrado en el Congreso de los Diputados en honor a su antecesor al frente de Defensa, José Antonio Alonso, fallecido el pasado 2 de febrero de cáncer.

Primera ministra de Defensa

Nacida en Esplugues de Llobregat, Barcelona, en 1971, y madre de un niño de 7 años, fue la primera mujer en España en ocupar la cartera de Defensa, a la que llegó en 2008 de la mano del presidente José Luis Rodríguez Zapatero. El jefe del Ejecutivo -que concibe la política en imágenes- la convirtió en un icono de la igualdad con la escena en que la ministra pasaba revista a las tropas con una prominente barriga. Previamente había ocupado la cartera de Vivienda y había sido vicepresidenta del Congreso. Miembro de su equipo de confianza en Moncloa, con esos cargos, Zapatero la preparaba como sucesora al frente del PSOE y como candidata a presidenta del Gobierno.

Con ese objetivo, Chacón disputó la Secretaría General del partido a Alfredo Pérez Rubalcaba en febrero de 2012, en el reñido Congreso de Sevilla, que perdió por 22 votos. Desde entonces, el partido se rompió por la mitad y arrastra esa crisis de identidad y fractura interna. Con Pedro Sánchez como secretario general, ocupó la Secretaría de Relaciones Internacionales de la Ejecutiva hasta su dimisión en 2016, cuando decidió volver a la actividad privada. Chacón renunció a entrar en las listas electorales de los comicios del 26 de junio de 2016 y abandonó el acta de diputada para incorporarse a un bufete de abogados en Madrid.

Su muerte ha conmocionado a toda la clase política y, especialmente, al PSOE, que se encuentra en pleno proceso de primarias. Patxi López, Pedro Sánchez y Susana Díaz han suspendido los actos de campaña que tenían previstos el lunes y el martes «en señal de respeto». La Comisión Gestora del PSOE «llora» su pérdida y recuerda que su figura siempre estuvo «en la vanguardia». «Siempre desempeñó con tesón, eficacia, sensibilidad y valentía las responsabilidades encomendadas, desde la más humilde en su agrupación natal hasta las de diputada y ministra», ha asegurado.

Cuando Chacón intentó ser secretaria general del PSOE, Susana Díaz se encargó de organizar su candidatura y buscarle los apoyos necesarios, especialmente en el PSOE andaluz. Formaban un tándem que pretendía consolidarse como las número 1 y número 2 del partido. Ahora es la presidenta andaluza quien compite por el liderazgo y Chacón le había brindado su apoyo.

Licenciada en Derecho por la Universitat de Barcelona, ha sido profesora de Derecho Constitucional en la Universidad de Girona durante once años (1994-2004). En el curso académico 2013-2014, fue Professor in Residence en el Miami Dade College de Florida, como especialista en Sistemas Políticos Comparados, Ciencia Política y Administración Pública.

También ha ejercido como docente en la Escuela de Policía de Mossos d’Esquadra de Mollet, Barcelona, y ha sido asesora especial del Institute for Civic Engagement andDemocracy. También era colaboradora académica de la Fundación Ortega-Marañón.