El tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) ha decidido llamar a declarar en calidad de testigo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, porque en su momento el PP, que está considerado partícipe a título lucrativo, se negó a declarar en el juicio.

Así figura en el auto del tribunal que juzga el caso, que a pesar de que en ocasiones anteriores no consideró procedente esta citación, ha decidido renovar la petición de la acusación popular que ejerce la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), ya que «el Partido Popular se negó a prestar ninguna declaración respecto de los hechos».

«Por tanto, la situación en la que se encuentra el tribunal es muy diferente a la de antes del inicio de las sesiones del juicio o la posterior cuando tampoco se habían practicado suficientes pruebas para llegar a determinadas conclusiones, que son las que nos mueven ahora a considerar que la prueba deba admitirse en este momento», explica el auto.

La decisión de citar a declarar a Rajoy por los cargos que ostentó en las citadas fechas en el PP se tomó por mayoría de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. El auto incluye un voto particular del presidente del tribunal que juzga el caso, el magistrado Ángel Hurtado.