Esperanza Aguirre declaraba a las 17 horas de la tarde para confirmar lo que ya estaba anunciado: su dimisión como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid y como concejal en el Consistorio, de manera que dejará todos sus cargos públicos tras las presiones sufridas desde su mismo partido. La también ex presidenta de la Comunidad de Madrid llegaba con gesto serio a su comparecencia, que apenas duró unos minutos y en la que no admitió preguntas de los periodistas. En su breve intervención ha explicado su decepción por la implicación del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, detenido al hilo de la Operación Lezo. El mismo argumento que utilizó esta misma semana, cuando rompió a llorar ante la prensa.

  1. «Ignacio González ha sido una persona de mi máxima confianza».
  2. «Le pedí explicaciones y me las dio de forma exhaustiva en su día, y ahora me siento engañada y traicionada».
  3. «Eso demuestra que no vigilé tanto como debería».
  4. «Mi manera de concebir la política como servicio a España y a mis conciudadanos me lleva a asumir la responsabilidad por no haber vigilado a Ignacio González».
  5. «Dimito por no haber descubierto antes lo que ahora, después de años de investigación, ha descubierto la Guardia Civil».
  6. «La corrupción se ha convertido en un problema central de la política española»
  7. «Para luchar contra ella no es suficiente la acción de la justicia, siempre rigurosa, pero demasiado lenta para las exigencias legitimas de los españoles».
  8. «Tengo como norma de conducta no eludir nunca mis responsabilidades y por eso presento mi dimisión».