El ex presidente de la Comunidad, Ignacio González, intentó utilizar la influencia política que le había dado su cargo para llegar a altos funcionarios del gobierno de Cifuentes, tal y como han desvelado conversaciones publicadas este lunes por El País y El Confidencial, y conseguir favores para empresarios a cambio de prestaciones económicas.

Como revela el sumario de la Operación Lezo, González presionó a la actual cúpula de la Consejería de Medio Ambiente para que intercediera a favor de su amigo el empresario Joaquín Molpeceres, que gestiona el campo de golf de Alcalá de Henares. Molpeceres es, a día de hoy, testigo del caso Gürtel al figurar en los papeles de Bárcenas como donante de 60.000 euros al Partido Popular.

Según estos medios, González telefoneó al presidente de la pública Imidra, José María Moreno, para contarle los problemas que Molpeceres padecía con el agua en el campo de golf. Según las grabaciones adjuntadas en el sumario, González le pediría a Moreno que fuese discreto, “yo no quiero aparecer en ningún lado”, pero que el afectado era “un empresario de toda la vida”.

Yo no me quiero meter, porque basta que lo haga yo para que Cristina Cifuentes piense que es algo malo”

“Yo no me quiero meter, porque basta que lo haga yo para que Cristina Cifuentes piense que es algo malo, que no se entere”, añade en esa conversación que derivó en una reunión entre Moreno y Molpeceres en el que el empresario vio al presidente de Imidra “bastante dubitativo”, según le comentó en una llamada posterior a González. 

Tras esta reunión, que no salió bien, y por indicaciones del propio Moreno, Molpeceres le pide a González que se ponga en contacto con Taboada, hombre de máxima confianza de la actual presidente de la Comunidad Cristina Cifuentes.

“Tú tienes confianza con este hombre que está ahora un poco en entredicho, este consejero de Medio Ambiente y no sé qué…”, le dice Molpeceres a González sobre Taboada. A lo que Ignacio González responde: “Me lo debe todo (Taboada), aunque quizás ahora este más próximo a la otra”.

La conversación no termina aquí. Molpeceres, le consulta a González si le debe decir a Taboada que él “de vez en cuando echa una manita”, refiriéndose al PP.

Las grabaciones también revelan cómo González se puso en contacto con la interventora general de la Comunidad, que le proporcionaba información, y con otros cargos del Gobierno de Madrid. Según informa El País, González llega a pensar con su ex jefe de gabinete un proyecto para privatizar la sanidad en Egipto.