La Fiscalía provincial de Guipúzcoa ha abierto diligencias para investigar si en la emisión del programa de ETB Euskalduna naiz eta zu? se pudieron cometer delitos por los comentarios y afirmaciones que en él se contenían. El citado espacio incluía la opinión de artistas y personajes populares del País Vasco a los que se les preguntaba por los españoles y por España. A lo largo del espacio de casi una hora de duración se llegó a calificar a los españoles de «catetos» «chonis» y «fachas» y a afirmar que el España se llamaba así al estar «cogido el nombre de Mongolia».

El contenido del espacio emitido por el canal en Euskera de la televisión pública vasca provocó un gran revuelo y el rechazo y petición de disculpas del propio Ente público días después. El contenido del programa obligó a dar explicaciones al lehendakari y a los responsables de EiTB. Sin embargo, pese a las peticiones de dimisión de la directora del Ente público, Maite Iturbe, ésta continuó en el cargo. Tras las críticas generalizadas, incluidas las del lehendakari Iñigo Urkullu, EiTB ordenó la retirada del programa y justificó el contenido en el supuesto tono humorístico del programa y en que se había sacado de contexto.

Sin embargo, el pasado 6 de marzo el Sindicato Unificado de Policía (SUP) presentó una denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional al considerar que algunas de las expresiones vertidas en el programa pudiera constituir un delito de odio contra los españoles. Ahora, la Fiscalía traslada el caso a la fiscalía guipuzcoana y ordena la apertura de diligencias. Le insta a llevar a cabo 2cuantas cuantas actuaciones sean necesarias para determinar la eventual tipicidad de los hechos denunciados». Entre ellas se incluye la solicitud al Ente público del programa en su integridad, así como la traducción de su contenido.

La Fiscalía ha solicitado a ETB el contenido del programa. El SUP lo denuncio por considerar que podría incurrir en un delito de odio

En él programa que ahora investigará la Fiscalía tan sólo se incluían opiniones críticas y contrarias a los españoles y siempre en un tono que ridiculizaba a España, los españoles y su cultura. Así, comenzaba asegurando que si en España siempre se hacen referencias a los tópicos vascos, “ha llegado la hora de que los vascos lo hagamos de los españoles”. En primer lugar enumeraba lo que presenta como los cuatro “tópicos” que configuran la imagen que los vascos tienen de los españoles. El primero que se cita es el de “fachas”. En este punto se añade que personajes como José María Aznar, “sentado en una butaca acariciando un gato” lo personalizan como ninguno.

Tras él, el siguiente tópico era el de “paletos”, con pueblos “que siempre empiezan por Villafranca de…” y bailan en las verbenas al son de “un organillo”. El tercer tópico que según el programa define la imagen de los españoles en la sociedad vasca es el de “chonis”, “de los que salen en Callejeros y escuchan Camela”. Por último, la radiografía se completa con el término de “progres” que se quedaron “en la revolución del 68”.

Los españoles, «culturalmente atrasados»

A lo largo de casi una hora, y a través de los testimonios de actores, políticos, escritores y periodistas, Euskalduna naiz, eta zu? Aborda distintos apartados como los referidos a los símbolos, los principales defectos de los españoles o las diferencias respecto a la cultura vasca. Preguntados por el primer pensamiento que les viene al escuchar la palabra España, los participantes responden con términos como “trauma”, “opresión” o “culturalmente atrasados, a mi me viene la imagen de un cateto”, asegura la actriz Miren Gaztañaga. El actor Joseba Apaolaza responde que España tiene ese nombre “porque el de Mongolia ya estaba cogido”.

En otro momento se les cuestionaba sobre lo que menos les gusta de los españoles y se escuchan desde un “todo, a mí no me gusta nada de ellos”, hasta críticas por su exceso de piropos, “los toros”, o el prototipo de “hombre español, prepotente e inculto”. Entre los “testimonios figura el de una diputada en el Congreso de los Diputados, por EH Bildu, Onintza Enbeitia, quien preguntada por su opinión de la bandera española responde que “es un horror”. Otra de la participantes va más allá y afirma que le provoca “un asco que no puedo” por tratarse de una enseña “cosida con dolor, es asquerosa”.

¿Qué te viene a al cabeza cuando escuchas la palabra España? “Trauma”, “opresión”, “culturalmente atrasados”…

A lo largo del espacio se combinaban con diversos sketches como el que reproduce el momento de tener que rellenar la casilla de nacionalidad del documento para renovar el pasaporte, “yo soy vasco, no español”. En otro, se incluía una secuencia de Juego de Tronos en la que a una de las protagonistas se le escucha preguntar a los guerreros qué debía hacer ante la petición de su hijo de una camiseta de la selección española, a lo que todos responden que no se la compre. Sobre la camiseta de la selección en otro fragmento del programa otro de los intervinientes afirma que él “la lavaría con lejía”.