El Ejecutivo de Iñigo Urkullu trabaja en un plan para que el aprendizaje de euskera hasta el nivel B2 sea gratuito en todo el País Vasco. Hasta ahora el estudio de la lengua contaba con políticas de ayudas y subvenciones pero que no en todos los casos garantiza la gratuidad y el mismo coste. El objetivo, incluido en el acuerdo de Gobierno que el PNV firmó con el PSE, está ahora en fase de definición y cuantificación económica. A tal fin, además de las ayudas y coste que ya figura en los distintos departamentos del Gobierno vasco, el presupuesto vasco para este año incluye una partida de 1,25 millones de euros. Ayudas económicas que en muchos casos están vinculadas a la consecución de objetivos académicos.

Hoy el Parlamento Vasco debatía una propuesta de EH Bildu en la que la coalición de la izquierda abertzale reclamaba elevar el objetivo de gratuidad fijado hasta un nivel superior, el C1. Se trata de una acreditación de un conocimiento “avanzado”, que en el caso del Euskera lo avala el título EGA, exigido en numerosos puestos de la función pública. Por el momento la gratuidad que se contempla financiar se para en un nivel inferior, el B2 –intermedio superior- que acredita un conocimiento notable de la lengua. Bildu aspira a que todos los puestos de la administración pública vasca tengan requisitos lingüísticos de euskera.

PNV y PSE acceden a financiar el estudio sólo hasta el nivel B2, EH Bildu reclamaba que la gratuidad fuera «universal»

La portavoz de EH Bildu, Rebeka Ubera ha justificado su planteamiento en la necesidad de facilitar de modo “universal” el conocimiento del euskera: “hablamos de derechos, todos dicen que el euskera es nuestro patrimonio pero hay que pasar de los lemas a los hechos”. Además, ha apelado a la necesidad de elevar el rango de financiación ya que “el B2 no garantiza nada”.

Podemos también ha apoyado la propuesta de EH Bildu para financiar el aprendizaje a todos los niveles ya que pese a que el B2 es “un buen nivel no llega a dotar de una competencia profesional”, ha señalado la portavoz de la formación, Lander Martínez.

Compromiso en el pacto con el PSE

En el PP han asegurado que el euskera debe ser apoyado siempre que se logren unos resultados. Sin embargo, han manifestado sus dudas de que el proceso pueda ser soportado por las finanzas públicas tal y como se plantea: “Nos falta saber cuál es el impacto económico y de donde saldrá el dinero”, se ha preguntado la parlamentaria del PP, Laura Garrido.

Desde el PNV se ha recordado que el Gobierno vasco ya trabaja en un plan de gratuidad para el aprendizaje de euskera hasta el nivel B2 y ha reprochado a Bildu que reclame elevar el listón con el único fin de “poder decir que yo más respecto al PNV”. Su socio de Gobierno, el PSE, también ha apoyado mejorar los niveles de financiación pública del aprendizaje del euskera para que llegue a ser gratuito “al menos” hasta el B2.

El apoyo al euskera está comprometido en numerosos puntos del acuerdo de Gobierno PNV-PSE. En él se establece como objetivo prioritario para esta legislatura “afianzar” el crecimiento social del Euskera”. Para ello se establece la necesidad de aumentar el número de hablantes a través “lograr la gratuidad en el aprendizaje de euskera” para personas adultas. Se determina que la gratuidad siempre se vinculará a la superación de los niveles académicos. En el caso de la administración pública la financiación es un derecho de los trabajadores, que logran no sólo poder acceder a cursos durante sus horas de trabajo sino incluso ser liberados para el aprendizaje exclusivo de euskera. Para ello se les financia las matrículas en los diversos centros de aprendizaje.

PNV y PSE se comprometen a promover una adecuada convivencia lingüística con el resto de idiomas del Estado en favor de una “España plurilingüe”.

En el programa de Gobierno tanto PNV como el PSE se comprometen a fijar un sistema único de gestión de las ayudas y subvenciones para evitar las diferencias por territorios que ahora existen. Por último, impulsarán en los próximo tres años medidas para fomentar los contenidos en euskera en Internet y las redes sociales favoreciendo la participación e implicación de las universidades, entidades y asociaciones culturales y de ocio.

El último pilar sobre el que se sustenta el plan de impulso del euskera plantea mejorar su imagen en el exterior, establecer acuerdos de colaboración en su difusión con Navarra y entablar relación con el resto de comunidades del Estado con lengua propia en favor de una adecuada convivencia lingüística en una “España plurilingüe”.