Si hace apenas unas semanas los principales partidos de oposición coincidieron en crear dos comisiones de investigación, no han repetido esta coincidencia a la hora de acordar quiénes dirigirán estos órganos. La disputa entre PSOE, Podemos y Ciudadanos se ha resuelto con un pacto entre los socialistas y el PP para nombrar a Pedro Quevedo como presidente de la comisión sobre la presunta financiación ilegal del PP; una elección que ha sentado mal a Ciudadanos y a Podemos, que presentaba su propio candidato.

La constitución de ambas comisiones, que estaba prevista hacia la media mañana, se ha retrasado hasta por la tarde a causa del bloqueo existente entre las fuerzas. Mientras Ciudadanos y Podemos querían repartirse las presidencias, el PSOE abogaba por Ana Oramas, de Coalición Canaria, para liderar la comisión sobre el rescate de las cajas de ahorro, y amenazaba con apoyar al candidato de Podemos,Txema Guijarro. El giro de última hora del PP, que ha presentado la candidatura de Pedro Quevedo, ha recabado los apoyos socialistas, y finalmente ha sido elegido como presidente del órgano sin estar siquiera presente en la votación.

Los movimientos de última hora no han sentado bien a Ciudadanos y Podemos, que han lanzado graves reproches a los dos grandes partidos. «PP y PSOE pastelean con candidatos del grupo mixto para comisiones que le son incómodas tanto a unos como a otros», reseñaba Miguel Gutiérrez, del partido naranja, que reconocía frustrada su intención de presidir las comisiones. «Pretendían que se hiciera todo pactado en un despacho, y hemos conseguido por lo menos que se vote».

Desde Podemos, su portavoz parlamentaria, Irene Montero, ha criticado a los socialistas asegurando que es «sorprendente que el PSOE apoye al candidato del PP para presidir la comisión sobre la financiación irregular del PP». «La llave como siempre la tiene el PP y ha preferido el candidato del PP a nuestro candidato», ha criticado.

PP: «Pasteleo el de Podemos y Ciudadanos»

El portavoz popular, Rafael Hernando, se ha defendido de las críticas y ha arremetido contra los nuevos partidos: «Pasteleo el de Podemos y Ciudadanos, que querían vulnerar los acuerdos a los que habíamos llegado»; ha asegurado, en referencia al pacto no escrito por el que fueran diputados de grupos minoritarios quienes presidieran las comisiones de investigación.

En este punto, Hernando se ha mostrado «satisfecho» de que finalmente este acuerdo se haya cumplido y ha agradecido a Jordi Xuclá -el diputado del PdeCat que fue inicialmente propuesto por el PP- su renuncia a ser miembro de la comisión para cederle el puesto a Quevedo. El dirigente popular ha apuntado que el diputado canario, sin embargo, «no es el candidato que el PP hubiéramos querido», pero ha señalado que era la única vía para el desbloqueo, y ha llamado al resto de partidos a que «no conviertan» el órgano «en una comisión de linchamiento del PP que algunos han defendido».

El PSOE pedirá que Rajoy comparezca en la comisión en el mes de mayo

Isabel Rodríguez, del PSOE, ha celebrado la constitución de los órganos. «La prioridad era que hoy viéramos constituidas las comisiones», ha reseñado, a la vez que ha anunciado que la primera propuesta socialista será pedir la comparecencia del presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, en la comisión sobre financiación irregular del PP. Una intervención que, según ha dicho, esperan que se produzca en mayo pero que estará sujeta a la «agenda del presidente».

La socialista ha criticado a Ciudadanos y Podemos: «Hubo tres grupos que solicitamos la constitución de esta constitución y dos de ellos, que se hacen llamar la nueva política, han hecho de vieja política y han estado pasteleando», ha reseñado, a la vez que ha insistido en que «el PSOE nunca ha tenido interés en presidir ninguna comisión».