PP y PSOE han apostado por continuar la tradición parlamentaria y proponer a diputados de partidos minoritarios como presidentes de las comisiones de investigación. El bipartidismo rompe así los planes de Podemos y Ciudadanos, que esta semana has establecido contactos encaminados a repartirse las presidencias de la comisión de las cajas y de la financiación irregular del PP. La disputa se centraba en la presidencia de la comisión que investigará la financiación popular,  que finalmente se ha resuelto con un acuerdo entre PP y PSOE para que sea Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias, quien lidere el órgano, que ha sido constituido en la tarde de este jueves.

Ana Oramas, de Coalición Canaria, era desde un primer momento la candidata favorita por PP y PSOE para presidir la comisión  de investigación sobre el rescate de las cajas, una opción que ha frustrado la aspiración de C’s, que quería liderar esta investigación. La incógnita, después de varios días de negociación, estaba en la presidencia de la Comisión sobre financiación ilegal del PP. El PSOE rechazó al candidato propuesto por los populares, Jordi Xuclá, del PdeCat, por «no estar en las mejores condiciones». Los socialistas llegaron incluso a amenazar con votar a favor de que presidiera un diputado de Podemos a este candidato.

La sorpresa llegó al mediodía, cuando PP propuso in extremis al diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo para presidir la comisión y evitar así que sea alguien de Podemos quien dirija la investigación sobre la financiación irregular de los populares. El PSOE sí ha aceptado esta propuesta, excluyendo así la formación morada de la Presidencia del órgano. Hasta tres reuniones han tenido lugar este jueves para aclarar el asunto y constituir las comisiones,  que inicialmente estaba previsto para antes del mediodía y que ha tenido que posponerse a por la tarde.

Las comisiones han sido constituidas y Quevedo, que este jueves se encuentra en las islas Canarias, ha sido finalmente nombrado presidente de la comisión sobre financiación ilegal del PP. Curiosamente, el diputado canario no estaba inicialmente entre los miembros de este órgano y ha tenido que renunciar Jordi Xuclá, de PdeCat, para permitir su entrada y nombramiento.

Una difícil negociación

A primera hora de la mañana, Pastor mantuvo una reunión con los portavoces del PP, el PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos para tratar de desatascar su falta de acuerdo en torno a las presidencias pero el encuentro concluyó sin ningún acuerdo. Una reunión que volvió a producirse sin éxito al final del Pleno y que se repetirá a media tarde.

La presidenta de la Cámara citó a los portavoces parlamentarios a las nueve de la mañana para intentar acabar con el enconamiento de las posiciones de los distintos grupos sobre a quién situar al frente de las citadas comisiones parlamentarias. AL encuentro acudieron los portavoces del PP, Rafael Hernando, del PSOE, Antonio Hernando, de Unidos Podemos, Irene Montero, y del secretario general de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez. Después de veinte minutos, la reunión terminó sin éxito.

Desde el PSOE anunciaron su respaldo a Ana Oramas frente al candidato propuesto por Albert Rivera, Nacho Prendes. Desde el PP, su portavoz Rafael Hernando dendunció que «no tiene sentido» que con estas comisiones se trate de violar «el acuerdo entre caballeros» de que los grupos minoritarios se hagan cargo de las presidencias de este tipo de órganos. Finalmente, y tras un giro inesperado por parte del partido de Gobierno, el «pacto» se cumplirá, frustrando las tentativas de los dos nuevos partidos.