El debate entre los candidatos a las primarias del PSOE ha estado repleto de interpelaciones, reproches y ataques directos. Con Patxi López en el medio, Susana Díaz y Pedro Sánchez han protagonizado toda la tensión del único encuentro que celebrarán los tres aspirantes a la secretaría general socialista antes de la votación del próximo domingo.

La discusión entre los candidatos ha girado casi exclusivamente alrededor de dos focos: la abstención socialista que propició el gobierno de Mariano Rajoy y el camino emprendido por Pedro Sánchez tras su dimisión como secretario general en el Comité Federal del 1 de octubre de 2016. Estos han sido los siete momentos más destacados de un debate que se ha extendido alrededor de hora y media.

Susana Díaz, a Pedro Sánchez

«Comprendo que la decisión de la abstención fue difícil y dolorosa. Pero no podemos perder de vista que a esa situación nos llevó que un PP tóxico nos ha generado la peor situación electoral de los últimos años», ha reprochado la presidenta de la Junta de Andalucía, que ha recordado continuamente a Sánchez sus malos resultados electorales para lanzarle una pregunta: «¿Le conviene al PP el candidato que pierde o la candidata que gana?».

«El PP tonto no es, y masoquista tampoco. Sabe perfectamente el PSOE que no le conviene», ha insistido más tarde en la misma línea, antes de conceder que «todos quieren ganar, pero no todo el mundo gana». Instantes después ha terminado sentencian que hay «un PSOE que gana al PP y un PSOE que nos lleva a los peores resultados de nuestra historia», en referencia a las derrotas electorales de Pedro Sánchez el 20 de diciembre de 2015 y el 26 de junio de 2016.

La líder del PSOE andaluz ha utilizado este argumento, también, para culpar a Sánchez de su camino torcido dentro del PSOE. En esa línea, Díaz le ha lanzado uno de los ataques más duros de la mañana: «Tu problema es que tus portavoces parlamentarios ya no trabajan contigo. Que José Luis Rodríguez Zapatero no se fia de ti. Que Felipe González cree que le has engañado. Tu problema no soy yo, Pedro, tu problema eres tú».

Díaz ha reprochado igualmente a Sánchez decisiones pasadas, como la inclusión en las listas al Congreso por Madrid de Irene Lozano, ex diputada de UPyD muy crítica con el socialismo. «Muchas mujeres en el PSOE seguimos esperando una explicación a esa ocurrencia, que nos hizo daño».

La presidenta de la Junta ha hecho hincapié también en las contradicciones del discurso de Pedro Sánchez, en especial en lo referente a Cataluña y el término nación. «La gente quiere que dejemos de dar bandazos y nos dejemos de vaivenes. No se puede tener cada día de la semana una visión de España, siete visiones distintas. O 19, una por cada comunidad o ciudad autónoma. El PSOE debe generar certidumbre», ha lanzado.

Pedro Sánchez, a Susana Díaz

El ex secretario general no ha variado el guion de su campaña y ha cimentado su participación en torno a la abstención liderada por Susana Díaz y que propició el gobierno de Mariano Rajoy. Una vez más, defendió la conveniencia de fomentar el entendimiento con Podemos para propiciar gobiernos alternativos al del Partido Popular.

En ese sentido se defendió de las críticas de Susana Díaz que auguraba una «podemización» del partido de avanzar en esa línea. Sánchez ha respondido que los presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha, Valencia o Extremadura no se han «podemizado» por gobernar con el apoyo de Podemos, y se ha preguntado si Díaz se ha «derechizado» por alcanzar un acuerdo con Ciudadanos en Andalucía.

Para responder a las críticas sobre sus «bandazos» respecto a Cataluña, Sánchez ha tirado de hemeroteca para recordarle a Díaz los suyos propios. «Podría recordar que Susana Díaz votó a favor del estatuto, afirmó que se podía negociar el término nación y que Cataluña era un territorio con una fuerte identidad nacional…pero no lo voy a hacer», deslizó Sánchez. «Si no lees parcialmente esas notas que traes, sabrás que yo estoy en la Declaración de Granada, que reconoce la diversidad de un país y la igualdad entre todos los ciudadanos. Lo hago sin ningún complejo», batalló Díaz.

Patxi López, a Pedro Sánchez

El ex lehendakari vasco no ha querido entrar en el cuerpo a cuerpo durante el debate y ha reclamado en todo momento la imagen de la moderación. Aun así, ha tenido sus momentos. El más destacado se ha producido cuando Pedro Sánchez ha insisto en su oferta de integración de candidaturas para derrotar a Susana Díaz, ya rechazada por López.

«Respeto que el domingo haya una papeleta con tu nombre y apellido, pero quiero que sepas que tus ideas están en este proyecto», ha lanzado Sánchez, con intención de atraer a un candidato más cercano a Susana Díaz durante todo el debate. La respuesta de Patxi López ha sido especialmente dura: «Me parece bien que si no tenías ideas, cogieras las mías».