Varios miles de personas se han congregado esta tarde en la Puerta del Sol de Madrid para secundar la concentración convocada por UnidosPodemos en favor de la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy.

Frente a la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid se ha situado el escenario donde los principales dirigentes y diputados del grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea se han dirigido a los manifestantes para defender las razones que les han llevado a presentar una moción de censura que saben que perderán en el Congreso.

Ha sido el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, el primero en subir al escenario para asegurar que aunque digan que han perdido la moción de censura, la realidad es que la han ganado ya «en la calle».

Alentado por gritos de Sí se puede, Echenique ha dicho que están «orgullosos» de presentar una moción de censura que cuenta no sólo con el apoyo de sus cinco millones de votantes, sino también con el de «millones de personas que han votado a otros partidos».

«Tenemos una invitada especial en el Tramabús (que se encontraba en la plaza), saludemos a Cristina Cifuentes. Estamos aquí para decirles que no nos intimidan, que su época paso», ha añadido. Durante su intervención ha hecho hincapié en las tramas de corrupción del Partido Popular y cómo sus miembros se amparan en el «presuntamente» para permanecer en sus cargos.

Intervención de Pablo Iglesias

Tras Echenique han intervenido en el acto dirigentes de Podemos como Ramón Espinar, Irene Montero y Pablo Iglesias, además del portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech; y los líderes de IU Alberto Garzón y Sol Sánchez.

Durante su intervención, Iglesias ha asegurado que este 20 de mayo se trataba de «una jornada histórica». «Esta moción de censura la vamos a ganar con las propuestas de la sociedad civil», ha añadido.

«Estamos aquí para decirles a los corruptos que el pueblo no tiene miedo. Se creen que se pueden reír de nosotros desde el Congreso, pero hay una España que pide paso», ha asegurado ante «los casos de corrupción de González, ante el caso Nóos y las cuentas de Rodrigo Rato».

«España no es el compi yogui, ni Bárcenas… España es una abuela que estira su pensión para ayudar a su familia, los parados, España es la gente que se esfuerza y la que trabaja. La instituciones no pueden seguir siendo el patrimonio de una minoría», ha sentenciado.

Para finalizar ha asegurado que «España no aguanta más, hace falta una alianza generacional para construir juntos y juntas un país de decencia. Un país soberano, digno, no una colonia de Alemania en Europa».

Marcha del cambio y Pablo Iglesias

Con el lema Hay que echarlos, Podemos ha vuelto a Sol, donde en 2015 miles de personas secundaron su «marcha del cambio» y donde, ya entonces, Pablo Iglesias se reivindicó como la alternativa al PP y aseguró que le iban «a ganar las elecciones».

No lo consiguieron y este sábado, dos años después, Podemos y sus confluencias pretenden lograr otro «lleno total» en la céntrica plaza madrileña en defensa de la moción de censura contra Rajoy, que registraron ayer en el Congreso a 48 horas de las primarias socialistas.