La Policía ha detenido esta madrugada en Madrid a dos marroquíes que se encontraban en un «avanzado y peligroso proceso de radicalización» que los hacía susceptibles de convertirse en terroristas suicidas, según ha informado el Ministerio del Interior.

Los detenidos, de 43 y 22 años, constituían una «célula terrorista especializada en realizar la yihad electrónica», que consiste en difundir masivamente material audiovisual orientado a la multicaptación de adeptos para la organización terrorista Daesh.

El hermano de uno de los detenidos ha asegurado, según informa Europa Press, que la Policía se lo ha llevado por «error», que son pobres y que se creen que son terroristas «porque lleva barba».

Así lo ha indicado desde su casa, ubicada en la calle Lagartera, donde se ha quejado de cómo los agentes han dejado la vivienda tras la detención de su hermano, de 21 años. «Mi hermano no ha estudiado en su vida y ganaba 17 euros al día por ayudar en la frutería», ha manifestado visiblemente alterado.

Según ha explicado, su familia es de Marruecos y «pobre». De hecho, ha añadido que su hermano se dedicaba a buscar entre la basura para ganarse la vida. «Es un error», ha repetido en varias ocasiones muy enfadado, sin negar que su hermano pudiera ver vídeos pero «porque están en Internet».

«¿Aquí no hay psicólogos, sólo hay cárceles?», se ha preguntado al respecto, para añadir que a su hermano se lo han llevado porque tiene barba. «Es una falsa alarma y se lo ha llevado por tener barba», ha reiterado para añadir que si no quieren que se vea Internet, «que corten la antena». «No hay libertad», ha concluido.