La consellera de Gobernación, Meritxell Borràs, ha afirmado que el Govern «protegerá y preservará» a los funcionarios y demás trabajadores públicos de la Generalitat durante todo el proceso soberanista catalán. Borràs se ha posicionado sobre el papel de los trabajadores públicos de la Generalitat en respuesta a una pregunta del diputado de Ciutadans (Cs) Carlos Carrizosa en el transcurso de la sesión de control del Parlament al Ejecutivo catalán.

Según Carrizosa, existe «intranquilidad» entre los servidores públicos catalanes por los planes de las formaciones independentistas de aprobar «leyes de desconexión» y de crear «una nueva legalidad» que ellos se pueden «ver obligados» a aplicar.

¿A qué esperan para devolverles todas las pagas extras que les quitaron a los trabajadores públicos?»

«¿A qué esperan para devolverles todas las pagas extras que les quitaron a los trabajadores públicos?», ha preguntado el diputado y portavoz del grupo de Ciutadans, «¿quizá esperan convocar una cumbre?, porque ustedes son muy aficionados a esto». Carrizosa ha reprochado a la consellera Borràs que «en lugar de tranquilizar a los trabajadores públicos, lo que hace es aplaudir las palabras de su compañero de filas Lluís Llach cuando dijo que sufrirían» si no cumplían la nueva legalidad catalana.

La consellera de Gobernación ha considerado que Cs «tiene una obsesión» con los funcionarios «y los utiliza como una arma arrojadiza», pero «ya estamos retornando las pagas pendientes y si dispusiéramos de nuestro dinero podríamos tener a mucho más personal y en mejores condiciones».