Ciudadanos no se conforma con la dimisión de Manuel Moix como fiscal jefe Anticorrupción y pide el cese del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, después de que el jefe de la Fiscalía justificara a Moix asegurando que no había cometido irregularidades. Unas declaraciones que C’s considera «preocupantes», según ha expresado José Manuel Villegas, vicesecretario general del partido, que también ha pedido la dimisión del ministro de Justicia, Rafael Catalá.

«La dimisión de Moix llega mal y tarde», ha señalado Villegas en el Congreso de los Diputados, donde ha mostrado su inquietud por la actitud de Maza. «Nos preocupan las declaraciones del fiscal general del Estado, parece que no veía razones para cesarle», ha señalado, al tiempo que ha advertido que ha sido Moix quien ha presentado su dimisión pese a la «oposición» de Maza.

«Hoy sus declaraciones quitando importancia a las circunstancias que rodean la situación de Moix nos convencen aún más de que el señor Maza debe abandonar su cargo», ha asegurado Villegas, que ha recordado que hace unas semanas ya pidieron su reprobación y cese en el Congreso a la vez que el del ministro de Justicia, Rafael Catalá. Al ser preguntado sobre las responsabilidades del ministerio, Villegas ha criticado que Catalá «no ha dado explicaciones suficientes sobre todas las sospechas» en torno a sus actuaciones, «tanto de las filtraciones como de las injerencias». Por tanto, «creemos que el señor Catalá debería dimitir», ha afirmado.

El responsable de Ciudadanos ha adelantado que la semana que viene presentarán una ley para garantizar la independencia del ministerio Fiscal y del ministerio de Justicia y «para que la política no meta sus zarpas en la Fiscalía». Algo a su juicio necesario para «recuperar la confianza de los ciudadanos», puesto que en estos momentos, ha añadido «tenemos la sensación de que Maza no es el fiscal general del Estado, sino el fiscal general del Gobierno».

Sánchez cree que la presión ha obligado al «cambio de postura» del Gobierno

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este jueves que la dimisión del fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, llega «tarde y mal» y evidencia un «cambio de postura» del Gobierno. Sánchez ha denunciado que el Gobierno hace dos días le defendía y que el «cambio de postura» se debe a «la presión de los medios de comunicación y de la opinión pública».

«Es una muestra más de que este Gobierno ni defiende la ejemplaridad y el prestigio de las instituciones públicas, ni está poniendo encima de la mesa las medidas para luchar contra la corrupción», ha afirmado Sánchez, reiterando que la dimisión del fiscal Anticorrupción llega «tarde y mal», porque el Congreso ya le reprobó hace unas semanas y entonces el Gobierno le mantuvo en el cargo.

En este sentido, ha considerado que España vive una «etapa negra» en la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con «sus decisiones y sus actuaciones está dañando la salud democrática». Desde hace cinco años se conocen casos de corrupción «día sí, día también», ha apuntado. «Creo que las instituciones no son de las personas ni de los partidos, estamos viviendo una etapa muy negra», ha afirmado Sánchez.

Iglesias: ‘Moix sólo es una pieza en el engranaje’

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado este jueves, tras conocer la dimisión del fiscal jefe anticorrupción Manuel Moix, que aunque hayan «entregado» su «cabeza», el dimitido es sólo «una pieza en el engranaje de la trama». «Entregan la cabeza de Moix, pero es sólo una pieza en el engranaje de la trama», ha asegurado en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press, en el que aprovecha para difundir un vídeo en el que la portavoz de Podemos, Irene Montero, explica las relaciones de Moix con «la trama».

En dicho vídeo, la formación morada señala que «a Moix lo puso en este puesto José Manuel Maza, Fiscal General del Estado, un cargo nombrado por el Gobierno de España, en concreto, por Rafael Catalá, Ministro de Justicia».

«Fue fiscal jefe de Madrid, cargo desde el que demostró una gran lealtad al PP. Entre otras cosas, rechazó acusar a Esperanza Aguirre cuando huyó de los agentes de movilidad de Madrid después de estacionar su coche en la Gran Vía, y denunció al juez Elpidio Silva, aquel que envió a Miguel Blesa a prisión», prosigue el vídeo explicativo. En esta misma línea, el secretario de Organización, Pablo Echenique, ha avisado, horas antes de confirmarse la dimisión de Moix, de que el ya exfiscal anticorrupción «es un peón». «A Moix lo pone Maza, a Maza lo pone Catalá y, a Catalá, Mariano ‘Sé fuerte’ Rajoy», ha asegurado en otro mensaje en Twitter.